José Antonio López

Jerusalén, 7 de abril

La pasión y muerte de Jesús es el acontecimiento más representado en la historia del arte, con los evangelios como única fuente de inspiración. Historia, tradición y teología se dan la mano en unos hechos que acabaron con dos procesos judiciales: el religioso por los judíos y el civil por los romanos.