Santa María repite la historia con el Nazareno

Los devotos acuden a rezar al Regidor Perpetuo fuera de la Iglesia como lo hicieran hace 340 años con la epidemia de la peste. La cuadrilla de la Virgen de los Dolores ha depositado un par de ramos de flores en la puerta. Las tradicionales sillas que se ponen para verlo bajar por Jabonería no están este año, salvo una vecina que no ha querido perder la tradición.