Crónica de San Juan de Dios

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

Asesor disfrazado de concejal

La solución que se ha buscado para Deportes es ilógica ya que otro edil debería hacerse con el área

José Ramón Páez 'Cherra', en el Ayuntamiento de Cádiz. José Ramón Páez 'Cherra', en el Ayuntamiento de Cádiz.

José Ramón Páez 'Cherra', en el Ayuntamiento de Cádiz. / Jesús Marín

La exclusividad

El concejal de Economía y Deportes, José Ramón Páez ‘Cherra’, dio la campanada de la semana al anunciar que había aceptado una oferta de la Universidad de Sevilla para dar clases, algo que le requería tener una dedicación exclusiva. Eso significaba que dejaba de tener este concepto en el Ayuntamiento de Cádiz, aunque mantendría sus responsabilidades en el equipo de Gobierno de Adelante Cádiz.

Si ‘Cherra’ va a ser capaz de llevar sus obligaciones municipales desde la distancia o en los tiempos que le deje libre la universidad, es una incógnita. El mismo debería ser consecuente en el caso de que se vea desbordado o no pueda atender como es debido las responsabilidades públicas por las que fue votado y dimitir. El está seguro de que va a poder llevar sin problemas Economía, una concejalía que es de las que más requiere la firma del edil titular, pero el tiempo ya lo dirá.

En este caso, lo más sorprendente es la solución que se le va a dar a la Concejalía de Deportes. Que un asesor vaya a llevar el peso de la misma es dudoso desde el punto de vista estético y hasta casi moral. No es sólo una cuestión de dinero y si va a suponer más coste o lo mismo para el Ayuntamiento. Si hay otros once concejales que cuentan con la dedicación exclusiva y algunos están menos cargados, uno de ellos es el que debe asumir al cien por cien la responsabilidad en Deportes.

Con esta medida se conseguiría, por una parte, liberar a ‘Cherra’ de un área que va a tener mucho trabajo por delante con el plan de mejora de las infraestructuras deportivas. Por otro lado, estaría al frente alguien al que se ha votado directamente. Un concejal representa la voluntad ciudadana, eso no se debe olvidar. Siempre he pensado que los mejores asesores deben ser los propios técnicos municipales y para ello hay un gerente del IMD (Instituto Municipal de Deportes) que es el que debe llevar la actividad diaria bajo la supervisión política del edil que se ponga al frente. Disfrazar a un asesor de concejal encubierto es una mala noticia que va en contra de lo que preconizaban las llamadas hace años fuerzas políticas emergentes acerca de que había que adelgazar las administraciones de asesores nombrados a dedo.

Bocachancla

Hay gente que se ve con una grabadora o un micrófono delante y se convierte en un auténtico peligro. Casos hay a montones de los que se les calienta la boca o de aquellos que hablan más de la cuenta sin tener un pleno conocimiento de las cosas porque en el manual del político pone que nunca se debe decir que no se conoce un tema en profundidad y menos si es de su responsabilidad. Si uno tiene que hablar de física cuántica pese a que es de letras puras, ahí que va vestido de torero hasta que el toro le da un par de cornadas bien dadas.

Eso es lo que le ha pasado al delegado territorial de Universidades, Alberto Cremades (Ciudadanos), que salió por peteneras al hablar esta semana de Valcárcel y poner en duda el proyecto universitario de Ciencias de la Educación. Uno no sabe si fue desconocimiento, si es que se lió con el Tiempo Libre o, simplemente, que fue un atrevido o inconsciente.

El fuego amigo es el más peligroso en la política y por eso tanto la Consejería de Cremades como la delegada del Gobierno de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, tuvieron que salir al día siguiente para recomponer el destrozo que había causado Cremades en un momento en el que hay elecciones a la vuelta de la esquina.

La Junta dejó claro que el de Ciencias de la Educación es el único proyecto que está ahora mismo encima de la mesa, algo que suponía corregir a su delegado territorial. Se habla de que es el proyecto que se está estudiando en la Consejería pero las declaraciones no terminan de ser todo lo contundentes que se espera.La pela es la pela y ese el principal problema al que se enfrenta el proyecto. La Junta de Andalucía no puede hacerlo a pulmón. Para ello ahora mismo se barajan varias posibilidades. Por un lado es el famoso Plan Plurianual de Inversiones para Infraestructuras Universitarias que todavía no está hecho y que sobre el papel se destinaría dinero a las listas de las necesidades que tiene cada universidad pública para cinco años. Ahí se incluiría este proyecto de Cádiz.

Si debe salir de los fondos de la propia Universidad, habría que tirar de los remanentes no afectados pero en cualquier caso la UCA aclara que eso nunca puede suponer una merma del dinero que se le concede anualmente para su operatividad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios