José Ramón Páez 'Cherra' | Concejal de Economía y Deportes en el Ayuntamiento de Cádiz “Podré llevar mi responsabilidad municipal sin la dedicación exclusiva”

  • El edil dejará de cobrar del Ayuntamiento para poder dar clases en la Universidad de Sevilla

  • Mantendrá Hacienda y Deportes pero en esta última contará con un asesor de apoyo

José Ramón Páez 'Cherra', en un momento de la entrevista. José Ramón Páez 'Cherra', en un momento de la entrevista.

José Ramón Páez 'Cherra', en un momento de la entrevista. / Jesús Marín

José Ramón Páez, más conocido como ‘Cherra’, es el hombre de los números en el equipo de Gobierno. Asesor económico durante los cuatro años anteriores, ahora dio un paso adelante y es concejal de Hacienda y Deportes. En esta entrevista anuncia que en unos días dejará de tener la dedicación exclusiva en el Ayuntamiento y será contratado en la Universidad de Sevilla, aunque mantendrá sus obligaciones municipales.

–Ustedes entraron y una de las primeras cosas que dijeron es que se encontraron con una deuda de 275 millones de euros. ¿En qué situación se encuentra actualmente el Ayuntamiento y qué margen de maniobra tienen?

–La situación comparada con los 275 millones de euros y con el endeudamiento anterior es de cambio drástico. ¿Qué ocurre? El marco legal que tiene la administración local está muy encorsetada e imposibilita muchas actuaciones. Digo esto porque aunque la situación económica del Ayuntamiento ha mejorado mucho. Antes había un 145% de endeudamiento y eso quería decir que durante un año y medio había que cerrar el Ayuntamiento para pagar las deudas. La situación ahora es que estamos en torno al 85%, es decir, que ahora habría que cerrarlo nueve meses. Lo que ocurre es que para poder hacer más cambios, para poder hacer determinadas inversiones y para solicitar crédito que destinemos, por ejemplo, a la apertura del Portillo, necesitamos bajar del 75%. Antes se pedían créditos para mamotretos. Si ahora lo queremos para el Portillo, tenemos que bajar del 75 y hasta el año que viene no lo haremos. La normativa dice que entre el 75% de endeudamiento y el 110% hay que pedir autorización al Ministerio para obtener un crédito. Nosotros ahora mismo podemos acometer determinadas inversiones sin tener que pedir autorización al Ministerio. No vamos a pedir ese endeudamiento porque la idea es soportarlo un año más para cuando bajemos del 75% sin necesidad de la intervención del Ministerio y así nunca nos pueda decir que nos concede el préstamo y que nos diga que tenemos que subirle los impuestos a los vecinos. Como no queremos hacerlo, lo que hay que hacer es no tener nada que ver con el Ministerio. Para ello aguantamos un año con los recursos propios y al año siguiente pedimos un crédito para poder hacer actuaciones como el Portillo u otras, algunas de las cuales ya se contemplan para 2020. Estas son la mejora y dignificación de las instalaciones deportivas y mejoras y ampliación de las zonas de aparcamiento, además de las que ya teníamos con anterioridad como la vivienda, empleo y asuntos sociales.

–¿Se puede decir que esa reducción de deuda y del plazo del pago a proveedores ha sido la gestión estrella del equipo de gobierno estos años?

–Vinculándolo al área económica se podría decir que sí. Fuera de la misma no, porque este equipo de Gobierno ha hecho muchísimas cosas más importantes que reducir la deuda. Por ejemplo el bono social del agua, la apuesta por la vivienda, el protocolo antidesahucio... Dentro del área económica sí es importante. Diferenciamos entre dos deudas, la de la banca y con los proveedores.La de la banca se paga obligatoriamente porque hubo una modificación del artículo 135 de la Constitución donde el PP y el PSOE se pusieron de acuerdo y se priorizó el pago de la deuda por encima del rescate ciudadano. Podemos tener gente sin casa y casa sin gente pero hay que pagar la deuda y eso es una aberración democrática, se mire como se mire. Primero hay que atender las necesidades de la ciudadanía. Ahora el gobierno nos obliga a pagarla y si no lo hacemos, como la estructura normativa hace que la mayor fuente de ingresos que tiene el ayuntamiento provenga del Estado, si no pagamos, ellos no lo hacen a nosotros y pagan en nuestro nombre. Al final la banca siempre cobra.Diferenciando esa parte que obligatoriamente sí o sí vamos a tener que pagar, en lo de los proveedores sí hemos hecho un gran esfuerzo en reducirla. Eso implica un 90%. Cuando llegamos hace cuatro años la deuda con proveedores era de 44 o 45 millones de euros y se pagaba en torno a los seis meses. En la actualidad, se deben 4,4 millones y estamos pagando en menos de dos meses, en 55 días.

"Creo en la política y hay que dedicarse a ella pero no como un medio de vida o como un sustento”

–¿La asignatura pendiente han sido los presupuestos, porque unos fueron anulados, otros prorrogados...?

–Puede ser una asignatura pendiente por no haberlo hecho todos los años pero, teniendo en cuenta que la capacidad o el margen de maniobra que tienes para poder invertir y actuar es un pequeño porcentaje del presupuesto, tampoco es tan importante una vez que tienes aprobadas unas cuentas propias. Esta corporación no podía funcionar con el presupuesto que heredó de un partido que está en sus antípodas políticas. Una vez que aprueba un presupuesto propio, se puede actuar haciendo pequeñas variaciones sin tener que aprobar otro. Evidentemente hay que aprobar un presupuesto todos los años y ahora mismo el personal de Hacienda e Intervención están haciéndolo.

–¿Cree que será más fácil sacar los presupuestos una vez que tienen una mayoría holgada y que la oposición ha bajado el tono?

–Veo dos cuestiones aquí. Una es que evidentemente la correlación de fuerzas ha cambiado porque no es lo mismo gobernar con 10 que con 13. Eso nos posiciona en un lugar más privilegiado que lo que teníamos en la corporación anterior. El otro es el talante que tiene la mayor parte de la oposición hoy en día. Antes era destructivo contra el equipo de gobierno, lo cual era destructivo contra la ciudad porque no tenían en cuenta los problemas que causaban en la misma. Ahora de la mayoría de la oposición tiene otro talante distinto, más pro ciudad, es decir, hay problemas colectivos en esta ciudad y hay personas dentro del arco plenario que teóricamente tienen mayor posibilidad de entendimiento para abordar problemas comunes.

"La anterior alcaldesa iba, por ejemplo, al Parlamento y presidía el PP en Andalucía durante un tiempo”

–¿Qué ha sido de los presupuestos participativos y de la famosa auditoría ciudadana? ¿Han abandonado estas dos ideas?

–Abandonar no se ha abandonado. Presupuestos participativos tenemos que hacer pero todo el mundo los incluye en Economía o Hacienda cuando son de Participación. Son una rama de la participación de la ciudad. Hay que generar mecanismos de participación que decidan sobre la vida política de la ciudad y una de ellas son los presupuestos participativos. Con el tema de la auditoria hay que hacerla sí o sí por salud democrática y el que entre después que audite nuestra gestión. La deuda hay que auditarla porque las cosas pueden ser legales pero no tienen por qué ser legítimas.Habría que haberlo hecho durante los cuatro años anteriores. No se hizo por distintos bloqueos que tuvimos. Intentamos con recursos propios, intentamos hacer contrataciones externas para que nos ayudaran. No pudimos hacerlo pero en estos cuatro años ya estamos gobernando. El que venga después que audite nuestra parte, yo me ofrezco a ayudarle.

–¿Considera lógico el revuelo que ha habido con su petición de compatibilidad para dar clases en la universidad? ¿Y teniendo las responsabilidades que tiene considera normal esa compatibilización?

–Yo voy a responder con algo que digo que nunca se puede hacer y es responder a una pregunta con otra. ¿Cuál es el mayor cargo con responsabilidad dentro del Ayuntamiento? El alcalde. ¿La anterior alcaldesa que hacía? Ir al Congreso, cuando no al Senado o era parlamentaria andaluza y compatibilizaba todo eso con la presidencia del PP en Andalucía durante algún tiempo.Me voy a centrar solo en el Parlamento andaluz. Este tiene normalmente sesiones los martes y jueves los días completos. Ella estaba, además de las comisiones que es otro día. Vamos a suponer que al partido no lo quería mucho y que sólo le dedicaba un día. ¿Cuántos días le dedicaba a Cádiz? Porque de Cádiz cobraba en torno a 1.700 euros de dieta. Yo no digo que no le dedicase tiempo, ojo, pero pongo un ejemplo del mayor cargo de responsabilidad que hay en un ayuntamiento.El anterior concejal de Hacienda tenía su propio negocio y lo compatabilizaba con la presidencia del Colegio Graduados Sociales provincial y también con el estatal.¿Cuántos concejales han compatibilizado labores de gobierno con otras labores privadas para enriquecimiento personal totalmente lícito? ¿Cuántos concejales de Vivienda han tenido un negocio y se han buscado la vida? Hay muchos ejemplos y ahora pongo el mío.

"Esperaremos hasta bajar del 75% de endeudamiento para no pedir permiso al Ministerio para los créditos”

–Vamos allá.

–Yo no creo en la profesionalización de la política. Hay que dedicarse a ella porque somos personas que vivimos en sociedad y los problemas se resuelven a través de la política. Creo en la política y hay que dedicarse a la política pero no como una forma de vida o un sustento personal. Hay que tener un trabajo, una profesión y demás. Yo, dentro de las profesiones que he desarrollado desde que empecé a trabajar en el año 98, he tenido varias, normalmente vinculadas a la administración pública, a la formación y al cooperativismo. Siempre dentro de la formación me he querido dedicar a la formación universitaria. Cuando comencé el máster en el año 2009 con una niña recién nacida, tenía que hacer 100 kilómetros de ida y 100 de vuelta y ahí me picó el gusanillo de querer ser profesor universitario. Finalicé ese máster y comencé los estudios de doctorado que los finalicé hace un par de años que me llevaron a vivir dos años en Ecuador para hacer una tesis sobre una situación concreta de este país. Ahora me quiero dedicar a la labor de docente universitario que tristemente está mal reconocida y mal remunerada, pero es la labor que más me gusta y en función de eso quiero hacer una profesión.He solicitado trabajo desde hace unos años en distintas universidades. Cuando me llaman de una bolsa, hay una ley que dice que es imposible cobrar de dos salarios de la administración. Si tienes que tener esos dos salarios, pues solicito esa compatibilidad. Eso lo hice durante tres veces y se me ha concedido a la tercera.Ahora me han llamado para trabajar en la Universidad a tiempo completo y con dedicación exclusiva, haciendo una sustitución. Ni mucho menos voy a ser funcionario ni nada. Hay un profesor que se ha dado de baja que puede ser por un mes, dos meses o tres. La oferta que me llegó no tiene nada que ver con la compatibilidad que era para concursar a otras plazas pero en ese intering han llegado más ofertas de más bolsas y me han llamado para otra en la que me dicen que debo tener dedicación exclusiva. ¿Qué hago? Pues acepto la dedicación exclusiva de la universidad con el correspondiente coste económico para mí porque es la Universidad de Sevilla, y paso a cobrar 1.200 euros.

–¿Y qué hará entonces con el Ayuntamiento?

–Yo ya he presentado un escrito en el Ayuntamiento donde renuncio a cobrar todos los salarios de aquí. Ahora tengo un salario con dedicación exclusiva, como los otros concejales que tienen este concepto y yo renuncio al mismo. El lunes firmo el contrato por un 50% de lo que gano aquí, pero sigo siendo concejal. El acta no me pueden obligar a entregarla porque es inconstitucional. Lo que no puedo es tener un salario. Yo soy un concejal ahora como cualquiera de los que está en la oposición. Mi objetivo es trabajar en la universidad y a la vez puedo llevar determinadas tareas en el Ayuntamiento sin cobrar.

"Veo ahora a la oposición con un talante distinto, la mayoría de sus miembros son más pro ciudad”

–¿Con las mismas responsabilidades?

–Con algunas que tengo ahora pero no con todas. Puedo ser profesor universitario con dedicación exclusiva teniendo en cuenta los horarios y ya he podido ver los tiempos libres de los que dispongo y con eso puedo asumir perfectamente Hacienda. Profesor universitario percibiendo 1.200 euros y , además, concejal de Hacienda del Ayuntamiento sin cobrar por ello.Y también concejal de Deportes pero ahí vamos a poner un refuerzo para ayudarme a mí porque no puedo ser concejal de Deportes y estar trabajando en Sevilla. No tiene que venir nadie de la oposición a decírmelo. Sé que puedo llevar Hacienda y sé que no puedo llevar Deportes, Hacienda y la universidad. Y no podría llevar ni siquiera Universidad y Deporte en solitario. Llevo Universidad, Hacienda y Deporte pero con un refuerzo en esta última al que yo le vaya marcando la línea política que queremos implementar y con ello , esa persona se encarga de ella y yo superviso su trabajo. Este trabajará conjuntamente con el gerente del Instituto de Deportes y supervisaré el trabajo.

–Ese ayudante será otro concejal o un asesor?

–Un asesor. Teniendo en cuenta que yo no cobro, el coste para el ayuntamiento es el mismo.

–¿Está preparado para las críticas?

–Acepto las críticas desde el momento en el que estoy metido en política pero en esta hay mucha demagogia, ego y envidia. Desde el momento en el que hay personas que para que tengas un pleno de organización te exige una liberación, va a haber críticas por todos los sectores pero se asume.Las clases que voy a dar me permite estar aquí tres mañanas y la semana tiene cinco mañanas.

–En Deportes tiene un incendio montado con protestas de los usuarios y clubes deportivos por el asunto de las piscina. ¿Dónde ha estado el problema?

–Hay un déficit de instalaciones deportivas, eso gobierne quien gobierne durante los próximos diez años. Se echó abajo el Portillo sin una alternativa, se cerró el Tiempo Libre sin una alternativa, se cerró el Francisco Blanca durante años e igual. Además se invirtió en muchas tonterías y no en las instalaciones deportivas. Hay déficit de instalaciones deportivas y las que están tienen déficit. Yo soy concejal y deportista y estoy descontento. Ante eso, ¿qué hago, me doy la vuelta o lo afronto?En lo que se refiere a las piscinas, dentro de ese déficit está el Complejo Ciudad de Cádiz. Los técnicos municipales dicen que el Complejo desde que se abrió no se le ha hecho un mantenimiento. No se ha hecho el arreglo de la gotera y ahora hay que cambiar el techo del complejo y se hace implementando medidas de eficiencia energética y además se arregla la solería del vaso de la piscina. Todo eso son 800.000 euros de inversión. Cuando se hace eso, los usuarios de tres piscinas tienen que compatibilizar los usos en una sola. O dejamos las cosas tal y como están y se cae el techo dentro de dos años y también hay que cerrar, o abordamos el problema. Han tenido que hacer concesiones porque todo el mundo tiene derecho a usar las instalaciones. Todo el mundo ha renunciado a un poquito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios