San Fernando Los perros no votan... pero sus dueños sí

  • La campaña desata un auténtico boom de propuestas relacionadas con el bienestar animal

  • Hay de todo: habilitar áreas de recreo para perros, crear una concejalía animalista, un observatorio animal y hasta una oficina municipal de protección animal 

Un hombre con su perro en la playa, en una imagen de archivo. Un hombre con su perro en la playa, en una imagen de archivo.

Un hombre con su perro en la playa, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

Puede que hace unos años bastara con repartir bolsitas, llevar a cabo alguna que otra campaña de sensibilización y adecuar 'pipicanes' en lugares estratégicos de la ciudad. Pero ya no es suficiente. Las políticas de lo que se ha dado en llamar bienestar animal han pasado a un primer plano porque así lo demanda buena parte de la ciudadanía. Así que los perros se han metido en política.

En San Fernando, según datos del Registro Central de Animales de Compañía correspondientes a 2018, había 19.713 perros y 2.396 gatos. Unas cifras de lo más llamativas. Irremediablemente, pocos son los partidos que en estas elecciones municipales no se han parado en este tema para lanzar sus propuestas de campaña, sobre todo al tratarse de algo que se circunscribe específicamente al ámbito de lo municipal: zonas de recreo para mascotas, parques de agilitys, fuentes caninas...

Los perros no votan, evidentemente; pero sus dueños, sí. Y demandan su sitio, una ciudad en la que sus mascotas –para muchos son parte de la familia– tengan cabida más allá de las siempre necesarias campañas de sensibilización, de las bolsitas para recoger los excrementos de la vía pública y hasta de la botellita de agua para evitar los malos olores de la orina, que cada vez se ve con más frecuencia.

Ahora, de hecho, acaba un mandato en el que el Ayuntamiento isleño ha tenido por primera vez en la historia –a iniciativa del PSOE– una Concejalía de Bienestar Animal para dedicarse específicamente a estas cuestiones. Varias campañas de sensibilización, mercadillos periódicos con las asociaciones protectoras para visibilizar su trabajo y recabar apoyos de la ciudadanía, carnets para los cuidadores de las colonias de gatos... Son algunos de los logros que se ha anotado el gobierno.

Aunque si hay una cuestión que destaca por encima de todas las demás es, sin duda, la playa canina en Camposoto, que se estrenó en el verano de 2016 y que ahora se dispone a afrontar su cuarta temporada. Envuelta en polémica desde el primer momento, su puesta en marcha se sometió incluso a una votación on line previa por parte del Ayuntamiento isleño.

Cavada, el día de la presentación de sus propuestas en materia de bienestar animal. Cavada, el día de la presentación de sus propuestas en materia de bienestar animal.

Cavada, el día de la presentación de sus propuestas en materia de bienestar animal. / PSOE San Fernando

Su lejanía –a dos kilómetros de la zona de baño– y el complicado acceso, que hay que hacer a pie bajo y a pleno sol y que a menudo ha sorprendido a los usuarios de fuera que felizmente acudían con sus mascotas a pasar el día en la playa, ha causado en esos años más comentarios negativos que positivos. Aunque lo cierto es que las restricciones que impone la normativa vigente no da mucho más margen al Ayuntamiento. Al menos, en este enclave. Y las obras de la playa acometidas en los últimos meses han mejorado el acceso a la Punta del Boquerón –y por ende, a la playa canina– de cara al próximo verano, si bien todavía no se ha podido comprobar porque los trabajos siguen en marcha y el único acceso disponible sigue siendo el de la primera pista.

La candidata del PSOE, Patricia Cavada, ha planteado en esta campaña la adecuación de hasta seis zonas de recreo para las mascotas: en los parques del Oeste y del Barrero, en los nuevos espacios públicos previstos en La Magdalena y en la zona de Fadricas II y junto a la entrada del sendero del Río Arillo, cerca de la playa, y en la zona de Soto del Real (Camposoto). Se trataría –ha explicado la alcaldesa y candidata socialista– de espacios "adaptados y controlados a sus necesidades", con expendedores de bolsas, fuentes caninas, bancos...

Y Podemos, esta misma semana, ha dado a conocer su intención de crear una Concejalía Animalista, que supone un mayor compromiso con la causa y que incluye –ha sido una de sus reivindicaciones constantes en este mandato– la retirada de las subvenciones municipales a la escuela de tauromaquia. Su candidato, Ernesto Díaz, apuesta también por la creación de un Observatorio Animal "para garantizar un mayor control social sobre los servicios públicos de cuidado del animal”.

Varios son los partidos que plantean la adecuación de espacios de recreo para perros. El PSOE llega a proponer hasta seis.

Regla Moreno, candidata de Cs a la Alcaldía, hacía visible también hace apenas unas días su compromiso animalista con una puesta en escena en el parque del Barrero, donde reconoció la necesidad de replantearse la playa canina en Camposoto o de estudiar fórmulas para hacerla más accesible. También abogó por "una ciudad cómoda para las mascotas", con pipicanes en condiciones y fuentes mixtas.

El candidato de AxSí, Fran Romero, apuesta también por dos grandes 'agility' o espacios específicamente reservados para el esparcimiento de los perros, además claro de mejorar y ampliar la red de pipicanes que se reparte por toda la ciudad y continuar con las campañas que se llevan a cabo. Precisamente, desde el área de Desarrollo Sostenible que ha coordinado en este mandato se ha puesto en marcha una hace poco para fomentar el uso de la 'botellita' y acostumbrar a los propietarios de mascotas a llevarla siempre encima para limpiar los orines que dejan sus perros y evitar malos olores. Se han repartido desde el Ayuntamiento 5.000 botellitas con la colaboración de las asociaciones de vecinos. También se hace especial hincapié en el trabajo que se ha hecho desde este área para controlar las colonias de gatos que se reparten por toda la ciudad.

Tampoco el PP es ajeno a esta cuestión pero sí ha insistido especialmente en otro aspecto que preocupa –y mucho– a la ciudadanía: el de la limpieza de las calles y plazas. Porque no todos los propietarios de mascotas son ciudadanos ejemplares, claro está. Y en no pocas zonas de la ciudad, los excrementos caninos o las farolas corroídas por los orines y los malos olores se han convertido en un problema de primer orden. Adecentar, limpiar y reubicar los pipicanes que causen molestias de manera consensuada con los vecinos y crear al menos dos zonas específicas para el esparcimiento de mascotas son algunas de las ideas que José Loaiza ha hecho en su propuesta San Fernando limpio, cuidado y bonito.

Reubicar la playa canina, crear la oficina municipal de protección animal y construir un centro social canino son, por otro lado, algunas de las propuestas que ha lanzado el candidato de IU, Gonzalo Alías

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios