Vuelta al cole en San Fernando

"¡Qué guay el colegio!"

  • Los centros educativos de San Fernando inician el curso con horarios escalonados, entrada por distintas puertas y con la incertidumbre de los padres

Una maestra explica formas de saludarse a un grupo de alumnos del colegio Constitución.

Una maestra explica formas de saludarse a un grupo de alumnos del colegio Constitución. / D.C.

Pasan las doce de la mañana y alumnos del colegio La Ardila de San Fernando salen de las instalaciones en este primer día del curso. Sus padres les esperan, intentando guardar las distancias, alejados de las puertas en el caso de los grupos de más edad. El centro aprovecha los distintos accesos con que cuenta para evitar aglomeraciones. Suena la música, en otros colegios los niños y los docentes han sido aplaudidos, hay que agradecer el esfuerzo y la paciencia ante esta nueva normalidad que arranca con la vuelta al cole y la incertidumbre de los padres.

"¡Qué guay el colegio!", dice una pequeña a su madre, que se gira para mirarla a lo que la niña responde con el pulgar en alto, cuando ya caminan de regreso a casa del colegio La Ardila. En el colegio Constitución también los niños reconocen las ganas de volver. "¿Qué es mejor el cole aquí o en casa?", le preguntan a algunos de los niños que miran a los medios que graban en su aula. "Aquí", no duda en responder una de las alumnas. Su profesora asegura que había ganas de volverse a ver las caras (aun con mascarillas), que sin los niños no son nada

En otra clase, la maestra explica a sus alumnos, que acaban de entrar en la etapa de Primaria, las formas en que pueden saludarse. Lleva micrófono y los niños atienden al cartel que tiene en las manos y que señala con esas diferentes maneras, con diferentes parte del cuerpo como el pie pero nunca dándose besos. Todos llevan mascarilla.

Alumnos del colegio Constitución en clase el primer día de curso. Alumnos del colegio Constitución en clase el primer día de curso.

Alumnos del colegio Constitución en clase el primer día de curso. / D.C.

Carlos Domínguez, el director del colegio Constitución, confirma que no ha habido incidencias en el centro, que un 95% largo de los alumnos que tenían que incorporarse lo ha hecho a un curso atípico en el que con los recursos disponibles y sin apenas vacaciones se ha trabajado para llegar a este día de la vuelta al cole tranquilo y que esperan que siga con normalidad durante el año escolar.

"Todo va a salir bien", sostiene Domínguez. En el colegio San Ignacio están satisfechos después de este primer día en el que ha habido una alta asistencia y el comportamiento y la colaboración de las familias, el alumnado y el personal del centro ha encajado a la perfección para que todo fuera "mejor de lo esperado". En su caso idearon la bienvenida especial que todos los años preparan ha tenido a El maravilloso Mago de Oz como hilo conductor "para reforzar los hábitos y valores que entraña la novela. La comunidad educativa e esta ecoescuela reconoce la situación sufrida por la pandemia que todavía sigue presente, pero recuerda que "como Dorothy" tienen que enfrentarse a esos momentos peligrosos. "Necesitamos cerebro, corazón y coraje ante muchas adversidades", apuntan con un lema de bienvenida: "Juntos construimos un futuro más bonito y mejor".

Interior del colegio Casal Carrillo decorado y con indicaciones para controlar el movimiento en los pasillos Interior del colegio Casal Carrillo decorado y con indicaciones para controlar el movimiento en los pasillos

Interior del colegio Casal Carrillo decorado y con indicaciones para controlar el movimiento en los pasillos

Es el espíritu que se ha impuesto en la mayoría de colegios, que han apostado por mostrar un ambiente festivo para recibir a los niños. Música y disfraces, aplausos y sonrisas, incluso lágrimas por la emoción se han impuesto a la incertidumbre de los padres, al menos en esta primera jornada. La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio Casal Carrillo compartía en sus redes la decoración y adaptación del interior del centro: globos y carteles con los personas favoritos de los niños se conjugaban con las señales con las que pretende mantenerse el control en los movimientos de los pequeños, con recorridos marcados, incluso con figuras de ceda el paso y rotondas en los suelos. Por eso, agradecía al equipo directivo del colegio y su claustro esta preparación "con tanta ilusión y tanto amor. Sois muy grandes".

"Me alegra oír ese ruido de los niños, después de que el curso 2019-2020 terminara de manera muy atípica. Pero ahora las aulas están llenas", ha destacado la concejala de Educación, María José Foncubierta en el colegio Constitución, que ha visitado. A su llegada ha presenciado la primera entrada de los alumnos de 3 años. Lloros, madres y padres pendientes en la puerta, captando el momento con sus móviles, y sorprendidos en algún caso de la reacción de sus vástagos. "¿Dónde va? Para ese lado no", decía una madre al ver cómo reaccionaba su hijo.

Foncubierta ha defendido la educación presencial, la vuelta a las aulas, porque se trata de una educación "inclusiva, que iguala, y que no solo aporta conocimiento, también valores". "Ahora tendrán que aprender a compartir de otra manera", ha puesto de ejemplo. La concejala ha agradecido el compromiso de los profesionales de los centros en el trabajo previo realizado y ha recordado las labores de limpieza, desbroce y poda que se ha desarrollado antes de la incorporación a las aulas, lo que incluye desinfecciones tanto del interior como de los entornos, además del aumento de las horas de limpieza que también se realizará en horario lectivo. "Se irá analizando las necesidades en contacto directo con los centros", ha comentado.

Desde el gobierno municipal se aclaraba que estos días se ultiman los trabajos en algunos centros, dado que el inicio de las clases se produce de manera escalonada y con horarios reducidos. En el colegio La Ardila, que AxSí denunciaba ayer que no se había actuado para cortar matojos en el patio, la planificación fijaba la intervención de los operarios en la jornada de hoy.

La responsable municipal de Educación también ha dado las gracias a las familias por su esfuerzo en estos meses de pandemia y a la Federación Local de AMPAs por la coordinación y la implicación mostrada. La presidenta de la FLAMPA, Luisa Guerrero, ha agradecido la complicidad que ha habido con las familias para el inicio del curso, de ahí que haya destacado la implicación del personal de limpieza, de los trabajadores de los colegios, de los docentes y equipos directivos, así como el Ayuntamiento, "por asumir todo lo que han podido que les hemos pedido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios