Larga cambiada

Carlos Benjumeda

Redactor

cbenjumeda@diariodecadiz.com

La ciudadanía portuense asume las medidas decretadas por Gobierno y Ayuntamiento

Escasa actividad en la Plaza de Abastos, cuyos placeros piden mascarillas. En los edificios municipales, excepto en el Registro Municipal, no se atiende al público, pero los empleados y funcionarios acuden al trabajo. El alcalde destaca la lección de civismo que están dando los portuenses, y en las calles se deja sentir poca afluencia de gente.