Pim, Pam, Pum, escuela

El altísimo fracaso escolar en la provincia tiene su origen en una sociedad muy poco preparada en la que los malos resultados de una generación alimenta el fracaso de la siguiente.