Y Rafael Vera

Rosa Díez es como esos espías torpes de John Le Carré, ha puesto a la plaza de Colón por delante de los indultos.