Instalaciones | Goteras en el Ciudad de Cádiz El exilio de la vergüenza

  • El Club Baloncesto Gades jugará como local en Trebujena al no poder actuar en la capital

  • El Mirandilla, descartado porque las duchas no disponen de agua caliente

Aspecto de una de las pistas del Ciudad de Cádiz, con lonas junto a una canasta para recoger el agua que cae cuando llueve. Aspecto de una de las pistas del Ciudad de Cádiz, con lonas junto a una canasta para recoger el agua que cae cuando llueve.

Aspecto de una de las pistas del Ciudad de Cádiz, con lonas junto a una canasta para recoger el agua que cae cuando llueve.

El Club Baloncesto Gades ha emitido por medio de su presidente, Diego Zamorano, un comunicado para exponer públicamente la grave situación que está viviendo la entidad como consecuencia de las deficiencias que presenta el Complejo Deportivo Ciudad de Cádiz, con filtraciones de agua por la cubierta que han terminado por motivar la suspensión de los entrenamientos y partidos programados de todos los equipos que suelen hacer uso de la instalación.

Pese a que el pasado mes de agosto ya se denunció lo que iba a suceder cuando llegaran las lluvias, los responsables del Ayuntamiento de Cádiz en materia deportiva mantuvieron sus planes y optaron por destinar el dinero disponible para reparar la zona de la claraboya de la piscina, con el proyecto aprobado en septiembre, antes que el techo de las pistas, ahora repletas de lonas y cubos que no sirven para absolutamente nada.

“En Cádiz, encima, sólo contamos con dos pistas homologadas para la categoría de Primera Nacional, la del Ciudad de Cádiz y la de Mirandilla. El Ciudad de Cádiz está con goteras y Mirandilla sin agua caliente por tener las calderas estropeadas y sin plazo de arreglo, razón que federativamente inutiliza dicha pista, lo cual hace que nos veamos forzados a jugar nuestros partidos de casa en Trebujena, a cuyo club no podemos dejar de agradecer la cesión del pabellón”, explica el dirigente.

En efecto, el primer equipo femenino del CB Gades se verá obligado este mismo fin de semana a recibir al Ciudad de Huelva en el Pabellón Domingo Pruaño de Trebujena, mientras que otro club de referencia en la Tacita de Plata como el Cádiz CF Virgili de fútbol sala también ha anunciado que se traslada por el mismo motivo al Polideportivo Centro Histórico. Todo ello a pesar de que desde el verano se advirtió de las graves deficiencias que presentaba el recinto.

Zamorano recuerda que “los partidos en el Ciudad de Cádiz de los dos últimos fines de semana nos hemos visto obligados a suspenderlos, con el correspondiente enfado de jugadores y padres, así como los equipos contrarios. Estas suspensiones nos suponen sanciones económicas de la Federación y en el caso de la suspensión del partido de Primera Nacional no sólo el pago de las sanciones, sino también del desplazamiento de árbitros y jugadores del otro club, así como el descredito por parte de aquellos que piensan que hacemos venir a los equipos a sabiendas de que no se puede jugar”.

Además de valorar la labor que viene desarrollando la secretaria del club, “Juana, que está soportando unas tensiones que ni de lejos se puede imaginar quien no esté metido día a día en el club y sus innumerables vicisitudes”, el presidente del CB Gades agradece la colaboración de colegios e institutos gaditanos, así como el IMD de Puerto Real, “cediéndonos pistas gratuitamente o por una pequeña compensación”. Igualmente, pide un nuevo esfuerzo a los que integran la entidad “porque no nos queda otra que apretar los dientes y seguir adelante; esta temporada por las carencia de instalaciones será muy dura”.

Cabe recordar que en materia de instalaciones y sus deficiencias en la capital gaditana ya llueve sobre mojado, con problemas que también afectan o han afectado al Centro Histórico, el Francisco Blanca y el Náutico, entre otros. Un más de lo mismo que desespera, con desperfectos estructurales o propios del paso del tiempo, y falta tanto de un examen detallado de lo que ocurre en cada caso como de soluciones para poner fin a una situación vergonzosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios