Cádiz CF

El Cádiz CF sigue tranquilo: no hay otro escenario que no sea reanudar los partidos

  • El aplazamiento de los test provoca un ligero retraso en la vuelta a la actividad pero no altera el plan de jugar los once jornadas que restan para acabar la temporada

Los jugadores del Cádiz celebran un gol en un partido de la actual temporada. Los jugadores del Cádiz celebran un gol en un partido de la actual temporada.

Los jugadores del Cádiz celebran un gol en un partido de la actual temporada.

El aplazamiento de los test del coronavirus a los integrantes de los clubes de Primera División y Segunda A, entre ellos el Cádiz CF, retrasa el reinicio de la actividad pero no altera los planes de reanudar la competición oficial para poder acabar la temporada.

Salvo un giro insalvable en las próximas fechas, el balón volverá a rodar y el equipo amarillo defenderá el liderato sobre el césped en busca del ascenso. El club quiere hacer historia en una temporada atípica. Los de Álvaro Cervera tienen seis puntos de margen en zona de ascenso directo a falta de once jornadas. Pese a la demora, hay tranquilidad y a la vez ganas de volver al trabajo para preparar el regreso a los terrenos de juego.

Jugadores y cuerpo técnico del Cádiz CF estaban citados a partir del próximo martes 28 de abril en la Ciudad Deportiva de El Rosal para someterse a las pruebas, aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, frenó la intención de los clubes al afirmar el viernes que los test deberán realizarse bajo criterios médicos y en el orden que marquen las autoridades sanitarias.

Serán las autoridades sanitarias la que den el pistoletazo de salida para la vuelta al trabajo, que apunta ahora al 11 de mayo en lugar del día 4 como era la idea.

En cualquier caso, el plan de terminar el curso continúa adelante siempre con la saluda y la seguridad como prioridades que van de la mano.

Tanto el presidente de LaLiga, Javier Tebas, como el de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, que suelen coincidir en poco, sí lo hacen en la necesidad de disputar las jornadas pendientes para completar el curso. Ni uno ni otro se plantea otra cosa que no pase por retomar los partidos. No hay otro escenario que no sea jugar con el pertinente permiso ministerial.

El máximo responsable de la patronal del fútbol indicó el viernes que los esfuerzos están centrados al cien por cien en "cómo terminar la temporada y en cómo poner en marcha la próxima". Tebas reconoció que hay varias opciones para fijar los calendarios, aunque "ahora no los exponemos porque lo que estamos haciendo es ir descartando algunos escenarios".

Sí dijo sin rodeos que no se llevará a cabo "ampliación de categorías". Explicó al respecto que los contratos "se realizan con un modelo de competición de 20 clubes y no se puede ampliar, para ello habría que modificar tanto que a la postre perjudicaría a todo el mundo".

Y apuntó algo más Tebas: "habrá descensos", tanto de Primera a Segunda A como de Segunda a Segunda B.

Aunque no profundizó en el asunto, si Tebas señaló que habrá descensos se supone que da por hecho también que habrá ascensos. Eso sí, siempre en el contexto de jugar hasta el último minuto de una temporada que se está haciendo eterna.

Y algo más. Cuando llegue la hora de disputar encuentros, no habrá excusas. "Si hay algún algún equipo que se niegue a jugar cuando haya autorización oficial, en ese caso perdería sus partidos, como ha pasado siempre", remató Tebas.

Por su parte, Rubiales camina también en la dirección de competir hasta el final de la campaña. Es la mejor solución en su opinión. "Hay clubes que llevan muchos años tratando de subir y cómo vamos a quitarle la posibilidad con más de tres cuartos de temporada ya disputados". El presidente de la RFEF sostiene que "no podemos hacer eso, queremos que se acabe la temporada, esa es la única opción que nos queda, vamos a defender que no se dé por anulada la temporada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios