Cádiz CF

La afición del Cádiz CF en Carranza, imposible esta temporada y la merma de ingresos

  • En el club asumen que tendrán que buscar la permanencia sin el apoyo de su gente en las gradas

Grada vacía en el estadio Carranza. Grada vacía en el estadio Carranza.

Grada vacía en el estadio Carranza. / Fito Carreto

Las expectativas de que pudiese haber público en los estadios en la temporada 2020/21 alcanza su punto más bajo. No se puede decir al cien por cien que es imposible porque nunca se sabe, pero lo normal es que la afición no pueda acompañar a sus equipos en la que será la campaña del silencio en las gradas. El Cádiz CF sufre sin la presencia de su gente en el estadio Carranza, pero el continuo azote del coronavirus impide una mínima vuelta a la normalidad.

En la recta final del pasado año 2020, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, manifestó la posibilidad de que los espectadores regresaran a los estadios de los clubes de Primera División y Segunda A a finales de enero de 2021.

Era más un deseo engullido por la cruda realidad. La asistencia de los aficionados es imposible en el contexto actual. La situación es asumida por los clubes, entre ellos el Cádiz CF, que ve como se va a ir la temporada con su Carranza sin el sonido en vivo de su gente.

Todo apunta a que la temporada 2020/21 se desarrollará sin público en las gradas. Sólo un giro radical podría cambiar un escenario que ahora es harto complicado. El hecho de que la final la Copa del Rey de 2020 entre la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao se vaya a disputar por fin en abril de 2021 sin personas en las gradas es la prueba que señala el camino que le espera al fútbol durante lo que resta de temporada.

El Cádiz CF se mide en casa al gigante Atlético de Madrid el domingo 31 de enero. Una vez más sin el arrope de su fiel hinchada, será el undécimo partido de este curso en un Carranza vacío y el 17º desde el inicio de la pandemia (seis como local la pasada campaña en Segunda División A).

Después del enfrentamiento con el líder del campeonato, a los amarillos le restarán ocho encuentros más en su campo: contra el Athletic de Bilbao (15 de febrero), Real Betis (fin de semana del 27-28 de febrero), Eibar (6-7 de marzo), Valencia (3-4 de abril), Real Madrid (20-21 de abril), Celta de Vigo (27-28 de abril), Huesca (8-9 de mayo) y Elche (15-16 de mayo).

En febrero está completamente descartado que puedan entrar aficionados al Carranza (y al resto de recintos del fútbol profesional) dado el panorama que existe con el Covid-19. No parece que la cosa va a cambiar después del segundo mes del nuevo año.

Las esperanzas estaban puestas además en la vacuna, pero el ritmo está siendo lento y cuando acabe la temporada aún quedarán muchas personas por recibir las dosis.

El Cádiz CF recorre su trayecto en Primera División sin poder contar con su parroquia, a la que no le queda otra solución que ver los partidos por televisión. Si el club tenía como objetivo absolutamente prioritario la consecución de la permanencia, ahora con más razón con el deseo de que la próxima temporada 2021/22 la afición cadista sí pueda disfrutar con su equipo en Carranza siempre que la situación mejore.

El equipo amarillo no es tan fiero sin el apoyo de los suyos en el santuario cadista y además el club sufre una merma de ingresos.

La crisis económica derivada de la epidemia afecta a todos los sectores y el fútbol no se libra. El Cádiz CF deja de ingresar unos dos millones de euros. Limita sus posibilidades en materia publicitaria, no ve un euro por taquillas y tampoco por los abonos, aunque este curso muchos eran gratuitos. La entidad cadista aguanta el tirón pese a la reducción de ingresos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios