Cádiz CF Dos movimientos llamativos

  • Salvi, el sacrificado entre los cuatro veloces 'bajitos'

  • Cervera salió en el Elche sin un delantero 'ancla'

Salvi cae ante Neyder Lozano en el encuentro contra el Elche. Salvi cae ante Neyder Lozano en el encuentro contra el Elche.

Salvi cae ante Neyder Lozano en el encuentro contra el Elche.

Dos aspectos llamaron la atención en el encuentro que el Cádiz CF disputó en Elche el pasado sábado: Por un lado, era la primera que vez que los cuatro 'bajitos' de arriba coincidían en encarar a tope un partido. Por otro, la composición de la delantera.

Desde la llegada de Darwin Marchís, era la primera vez que el entrenador, Álvaro Cervera, disponía a la vez de los cuatro jugadores más veloces que estaban al cien por cien: Salvi, Jairo, Manu Vallejo y el propio Machís.

En la visita al Oviedo, cuando el venezolano se estrenó de manera oficial con el Cádiz, Jairo fue baja por sanción y hubo un sitio en el once para los otros tres.

En la cita en Alcorcón, Jairo cumplió su segundo partido de sanción y Manu Vallejo no jugó por lesión. Machís y Salvi entraron de inicio.

En el choque contra el Tenerife, Manu continuó de baja, Salvi y Jairo empezaron en el banquillo –participaron en la segunda parte- y Machís fue el único de los cuatro que  formó parte de la alineación.

En el envite contra el Nástic de Tarragona, Salvi, Jairo y Machís estuvieron en el once inicial y Manu fue suplente al volver de una lesión (marcó un gol en la segunda parte).En la cita contra el Albacete fue Machís quien ocupó plaza en el banquillo tras la contractura sufrida la semana anterior (jugó en la recta final) y los otros tres sí fueron titulares.

Hasta que por fin estaban los cuatro disponibles al cien por cien en el encuentro contra el Elche y Cervera optó por la suplencia de Salvi mientras que colocó de titular a Jairo, Machís y Manu. De momento no junta al póquer al comienzo aunque sí lo hizo el técnico en el arranque de la segunda parte, cuando dio entrada al sanluqueño como lateral derecho cuando el equipo perdía 1-0 y estaba con un jugador más sobre el césped.

Sobresalió además la apuesta del entrenador por dos delanteros 'bajitos' de inicio. Ubicó en punta a Machís y Manu Vallejo y David Querol se movió por la banda derecha aunque en la recta final de la primera parte sí se colocó arriba antes de quedarse en el vestuario en el intermedio.

Cervera acostumbra a colocar en punta un ariete ‘ancla’ de alta estatura. En los albores de la temporada apostó por Mario Barco, después dio entrada a Lekic (también a Carrillo de forma puntual) y más tarde a David Querol. En el Martínez Valero rompió esa tendencia en busca de más velocidad y se inclinó por futbolistas rápidos. La incógnita emerge de cara a las siguientes jornadas. Todo depende del planteamiento de cada partido, de las características del rival.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios