Cádiz CF La hora de romper el maleficio

  • El Cádiz siempre ha perdido con el Osasuna en la Liga desde su regreso a Segunda

Marcos Mauro intenta llevarse el balón ante Juan Villar en el partido contra el Osasuna de la primera vuelta. Marcos Mauro intenta llevarse el balón ante Juan Villar en el partido contra el Osasuna de la primera vuelta.

Marcos Mauro intenta llevarse el balón ante Juan Villar en el partido contra el Osasuna de la primera vuelta.

El Cádiz CF se juega buena parte de sus posibilidades de acceso a la fase de ascenso a Primera División frente al peor rival posible: el Osasuna. Para depender de sí mismo, no le queda otra solución que vencer a un líder intratable que además no se le da nada bien. En este tramo trascendental de la temporada, llega la hora de romper el maleficio ante los navarros. Una derrota no apartará al líder de un ascenso que tiene asegurado. Para el Cádiz no ganar puede supone un retroceso en su carrera hacia el play-off.

El conjunto amarillo acumula tres empates consecutivos (en el campo del Rayo Majadahonda, en casa frente el Málaga y en el terreno del Deportivo de La Coruña, en todos los casos con idéntico resultado de uno a uno) con los que se las ha arreglado para sostenerse en la zona noble de la clasificación, pero ya va al límite. Es un riesgo caminar punto a punto. Llega un momento en que son necesarios los pasos de tres en tres.

La sexta posición que ocupa a falta de cuatro jornadas para la clausura del campeonato le obliga a dar un paso grande el próximo fin de semana. El empate quizás no baste en esta ocasión. Con 62 puntos en el bolsillo, la distancia sobre su inmediato perseguidor, el Dépor, es mínima: un solo punto. Ganar es lo que cuenta a estas alturas de la película.

El margen de error es mínimo. No ganar el domingo supone quedar en manos del conjunto gallego (se mide al Lugo en el Ángel Carro), además de permitir que el Málaga tome aire en la clasificación. El cuadro costasoleño, quinto con los mismos puntos que el Cádiz CF, suma tres sin tener que jugar el encuentro contra el Reus. Para colmo, el siguiente compromiso del Cádiz CF será la visita a un Granada que también podría concretar el ascenso directo en ese encuentro.

Los de Álvaro Cervera se preparan para afrontar el examen más complicado de la temporada. El Osasuna comparece en el estadio Carranza con el objetivo de amarrar una victoria con la que certificar el ascenso a Primera División de manera matemática.La escuadra navarra llega con un recorrido imparable en una segunda vuelta inmaculada en la que se ha embolsado 42 puntos de los 51 dirimidos hasta la fecha, con un balance de 12 triunfos, tres empates y una sola derrota, la que cosechó como visitante en Tenerife hace casi dos meses.

Aunque caiga en territorio gaditano, el Osasuna no perderá el tren del ascenso por la vía rápida, pero los de Jagoba Arrasate no quieren dejar escapar la ocasión de confirmar cuanto antes su regreso a la élite del fútbol español.

El saldo goleador de gaditanos y pamploneses es similar. El líder es el máximo anotador de la Liga con 52 tantos, sólo uno más que el equipo amarillo, segundo con 51. Los navarros aprovechan mejor sus goles. Los dos reciben el mismo número de dianas: 33.

La gran diferencia numérica entre el primero de la clase y el sexto radica en la capacidad para sacar adelante los partidos. La cifra de derrotas es parecida (siete el Osasuna frente a las ocho del Cádiz) pero la distancia en los triunfos es notoria: 22 y 15. Esa diferencia se traslada al cómputo de los empates: ocho los norteños y 14 los sureños (casi el doble).

Los de Cervera tratan de hacer valer el factor Carranza para poder quedarse con los tres puntos. Si el Osasuna sólo ha perdido un partido en la segunda vuelta, el Cádiz se convierte también en casi invencible con dos derrotas (en Oviedo y en Elche). Su asignatura pendiente es el triunfo.

El reto de los gaditanos es avanzar con la que sería su primera victoria contra el cuadro navarro desde el retorno de los amarillos a la categoría de plata.

Las estadísticas demuestran que el Cádiz CF se atasca cuando le toca jugar contra el Osasuna. No sólo no le gana en la Liga, sino que pierde. La pasada temporada 2017/18, el conjunto amarillo cayó 0-2 en el Carranza en un partido que es recordado por los tres penaltis que desperdiciaron los locales cuando en el marcador todavía reinaba el cero a cero. Primero falló Aitor y después David Barral en dos ocasiones (en la repetición de la segunda pena máxima). Todos parados por el portero Sergio Herrera.

En el duelo se la segunda vuelta, los de Cervera no tuvieron opciones y perdieron 1-0 en El Sadar. En la actual campaña 2018/19, el Cádiz CF regresó de vacío de Pamplona al perder 2-1 después de ir por delante en el marcador con un gol de Álex Fernández. Es el único tanto en los últimos tres enfrentamientos ligueros.

Hay un triunfo de los gaditanos sobre los navarros en tiempos no lejanos. Fue el curso pasado en casa por 1-0 en un cruce de la Copa del Rey resuelto a partido único. Pero no es lo mismo la Copa que la Liga.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios