Cádiz CF

Con los de arriba, regular

  • El Cádiz, que empató el único partido que le midió a un líder este curso, el Granada, sólo ha podido sumar 11 de los 30 puntos disputados contra los equipos de la zona alta

José Mari intenta llegar al balón rodeado de contrarios en el partido con el Granada, único líder al que se han enfrentado los amarillos esta temporada. José Mari intenta llegar al balón rodeado de contrarios en el partido con el Granada, único líder al que se han enfrentado los amarillos esta temporada.

José Mari intenta llegar al balón rodeado de contrarios en el partido con el Granada, único líder al que se han enfrentado los amarillos esta temporada. / Jesús Marín

Después de haber encadenado tres empates consecutivos, el Cádiz recibirá el próximo domingo en el Ramón de Carranza al líder Osasuna con la imperiosa necesidad de reencontrarse con la victoria, para no poner en peligro su posición en plazas de play-off de ascenso a Primera División, y unos registros ante los contrincantes más poderosos que desde luego no invitan al optimismo. De hecho, el conjunto amarillo sólo ha podido sumar esta temporada 11 de los 30 puntos disputados contra los equipos que actualmente ocupan posición en la zona alta, producto de dos triunfos, cinco igualadas y tres derrotas.

La mejor cosecha de los hombres que dirige Álvaro Cervera frente a rivales directos la obtuvieron en los duelos con el Albacete, con el que se firmaron tablas en el Carlos Belmonte (1-1) y al que se impusieron por la mínima en la Tacita de Plata (1-0), y con el Deportivo de La Coruña, al que superaron con contundencia pese al equilibrio de fuerzas en la capital gaditana (3-0) y con el que empataron el pasado fin de semana en Riazor (1-1). En ambos casos, cuatro puntos de seis posibles para un total de ocho de 12.

Por el contrario, el peor balance de los cadistas con los de arriba lo rubricaron en sus choques con Mallorca y Málaga, frente a los que sólo pudieron amarrar un punto de seis posibles en cada caso, para un total de dos de 12. Con los bermellones, revés en Son Moix (1-0) y un punto y gracias en la segunda vuelta en Carranza (1-1); con los costasoleños, lo mismo: derrota por 1-0 en La Rosaleda y 1-1 hace un par de jornadas en Cádiz.

De los restantes contendientes que están metidos en la lucha por subir, con los dos que ahora mismo ocupan los dos primeros puestos sólo se ha jugado el encuentro de la primera vuelta. Contra Osasuna, próximo adversario, derrota con remontada en El Sadar (2-1), y contra el Granada, empate sin goles en la Tacita (0-0).

Al margen del discreto bagaje ante los primeros clasificados de la competición de LaLiga 1|2|3, los amarillos recibirán este fin de semana al cuadro pamplonica, que busca el salto matemático a la élite del fútbol nacional e incluso podría verlo hecho realidad incluso empatando o perdiendo según lo que suceda en el Albacete-Granada del lunes, con sólo un antecedente este curso de enfrentamientos con líderes. En efecto, en la 21ª jornada los de Cervera sólo pudieron atar un punto en su compromiso con el Granada, que comandó la tabla en las jornadas 12ª y 13ª y posteriormente entre la 17ª y la 23ª.

Contra los demás equipos que han liderado en el algún momento la Segunda División, el Cádiz jugó antes o después. Así, Las Palmas fue el primer líder y desde entonces inició una caída progresiva que le llevó a jugar con los gaditanos lejos de los puestos de honor. El Málaga mandó entre la 2ª y la 11ª, un mes antes de recibir al Cádiz en la 15ª. El Alcorcón ganó en Carranza (0-2) antes de que alcanzara la cima y la mantuviera entre las jornadas 14ª y 16ª, cayendo en Santo Domingo en la segunda vuelta cuando ya estaba lejos de los mejores. El Albacete marchó primero entre la 24ª y la 26ª, y con los amarillos se vio las caras en la 5ª y en la 28ª. Por último, Osasuna venció a principios de año en su feudo cuando iniciaba una remontada que le llevó en la jornada 27ª a un liderato que sigue ostentando con autoridad.

Aunque los datos confirman la dificultad del Cádiz para sacar adelante los partidos frente a rivales directos, lo cierto es que las circunstancias obligan a dar un paso al frente. El equipo encadena ocho encuentros sin conocer la derrota, pero sólo en dos de esas ocasiones pudo saborear la miel del éxito. Prolongar a nueve semanas la racha, diez contando con el 1-0 al Reus sin pisar el césped, podría no ser suficiente para continuar entre los elegidos. Ahora más que nunca, el empate puede no bastar. Y salir del play-off a estas alturas, considerando el potencial de las escuadras con las que se está jugando las habichuelas, se antoja un serio problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios