Cádiz CF

Posible once del Cádiz ante el Rayo en Vallecas

  • El equipo amarillo visita con cambios obligados en el titular a uno de los grandes favoritos de la categoría pese a que su discreto primer tercio de Liga le mantiene en la zona media

Álvaro Cervera da indicaciones a José Mari, Garrido e Iván Alejo durante una sesión en El Rosal. Álvaro Cervera da indicaciones a José Mari, Garrido e Iván Alejo durante una sesión en El Rosal.

Álvaro Cervera da indicaciones a José Mari, Garrido e Iván Alejo durante una sesión en El Rosal. / Julio González

El Cádiz abre el segundo tercio de la competición liguera de Segunda División con un complicado test en Vallecas, un encuentro que afronta con cambios obligados en el once inicial y que le mide a uno de los grandes favoritos de la categoría, el Rayo, que intenta regresar a Primera tras su descenso la pasada primavera pero que marcha en mitad de la tabla clasificatoria por su discreta trayectoria hasta la fecha. Y todo ello en domingo electoral, lo que convierte el duelo en un auténtico debate de candidatos.

Ni la última salida de los amarillos, al Carlos Belmonte de Albacete (1-0), ni el anterior desplazamiento a tierras madrileñas, a Alcorcón (3-0), traen buenos recuerdos, aunque el buen hacer general de los pupilos de Álvaro Cervera este curso permite albergar todas las ilusiones del mundo. La cita tiene su miga. Puede que, como el propio técnico cadista se encargó de decir en la rueda de prensa del viernes, los franjirrojos se presenten como favoritos simplemente porque juegan en casa. Pero lo cierto es que este Cádiz está más que capacitado para superar a cualquier adversario.

Sin duda, esto es así a pesar de que el titular de la Tacita de Plata saltará al césped, sí o sí, con un once diferente al que salió en el triunfo sobre el Sporting de Gijón (3-1) la anterior jornada en el Ramón de Carranza. Así, además de la ausencia del central Juan Cala, que ya no pudo actuar contra el cuadro asturiano y cedió el testigo a Marcos Mauro, curiosamente autor del 1-0, tampoco se encuentra disponible Alberto Perea, que no pudo concluir aquel duelo y que permanecerá unas tres semanas de baja por una microrrotura fribrilar.

Igualmente, Edu Ramos, que se había ganado un sitio entre los elegidos por la dolencia de Jon Ander Garrido en una mano, se ha convertido en ausencia de última hora por problemas físicos. No obstante, el regreso del centrocampista vasco en la segunda mitad del choque con los gijoneses minimiza el contratiempo y prácticamente garantiza la presencia del más que fiable doble pivote que integra junto al roteño José Mari.

El elegido para actuar en la banda izquierda, principal incógnita en el once inicial de Cervera

Sin embargo, la baja de Perea genera más controversia en cuanto a la búsqueda de soluciones se refiere. Cervera debe elegir entre las distintas opciones que baraja. Si su intención es no variar su dibujo habitual ni un ápice y sólo sustituir piezas, lo lógico sería colocar a otro futbolista en el costado izquierdo sin mover a ningún otro de sitio. Un mes atrás, Javi Navarro habría sido el beneficiado en esta tesitura, pero al no entrar en la lista de convocados el canterano por lesión, el técnico tendrá que sacarse un as de la manga. Eso o apostar por algo diferente. En este sentido, el movimiento de fichas afectaría a alguien más. Por ejemplo, si Salvi cambia de banda, Iván Alejo podría entrar desde el principio en la derecha. Algo muy probable. Y si Álex Fernández es quien cae a la izquierda, en este supuesto podría ser Nano Mesa el que desempeñara la función de mediapunta. Conjeturas que no se resolverán hasta minutos antes de la contienda.

En cualquier caso, el rendimiento del conjunto cadista, no ya sus números sino las sensaciones que transmite, una solidez defensiva que le mantiene como el segundo equipo menos goleado de Segunda, con 11 tantos encajados, sólo por detrás del Huesca (9), y una efectividad en ataque que le sitúa como el máximo realizador, con 23 dianas, invitan al optimismo. Vallecas, un escenario de empaque, puede representar el enésimo golpe en la mesa. Por supuesto, sin la menor presión, porque el Cádiz se ha ganado el derecho a saltar al campo con la traquilidad que otorga el trabajo bien hecho y un colchón de puntos (10 al segundo clasificado, el Almería) que garantiza el liderato hasta diciembre. Casi nada.

El Rayo, por su parte, afronta la visita del líder con una acuciante necesidad, no en vano ocupa la 11ª posición con 19 puntos, a tres de la zona de play-off que marca el Zaragoza. Para colmo, atraviesa una mala racha tras haber encajado de forma consecutiva dos de las tres derrotas que ha cosechado esta campaña, la última en Lugo (1-0) y antes en su feudo con la Ponferradina (1-3), la única delante de su parroquia. En su haber, un amenazante registro de 21 goles a favor, los mismos que el Almería y sólo superado por el Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios