Cádiz

El nuevo puente de Sevilla permitiría el paso a peatones y ciclista, mientras que en Cádiz se prohíbe

  • El acueducto sobre el Guadalquivir tendrá un metro más de gálibo que el de la Constitución de 1812

  • Se estudia también el paso del tranvía

Paso de la Vuelta Ciclista por el puente cuando aún estaba en construcción.

Paso de la Vuelta Ciclista por el puente cuando aún estaba en construcción. / Julio González

Sevilla va a tener su gran puente. El cruce del río Guadalquivir fuera de la trama urbana es una asignatura pendiente en la capital andaluza, ante el constante colapso del puente del V Centenario, que nació pequeño y que es muy complicado ampliar.

Tras más de una década de debates y parones, el Ministerio de Transportes anunció la semana pasada que finalmente se va a cruzar el río, en la SE-40 entre Dos Hermanas y Coria, mediante un acueducto con una gálibo de 70,8 metros de altura, para permitir el acceso de buques al puerto sevillano, por lo que se convertirá en uno de los más altos del mundo, superando en apenas un metro al puente de la Constitución de 1812.

El Ministerio no va a escatimar gasto: prevé un coste de 458 millones de euros, que se unen a los cientos de millones que las distintas administraciones llevan ya invertido en las numerosas infraestructuras construidas en Sevilla y su entorno. La inversión es alta, pues cabe recordar que el puente de la Constitución se adjudicó por 272 millones de euros y al final acaba costando unos 500 millones, lo que hace suponer que el sevillano superará sin problemas esta cifra.

Además del elevado gálibo, el puente será también grande en cuanto a carriles, pues contará cuatro en cada sentido, lo que facilitará el tránsito de grandes camiones de mercancía que hoy agobian el puente del V Centenario.

Pero más allá de estas cifras, la nueva infraestructura va a ir por delante del puente gaditano en cuanto a equipamientos: el Ministerio de Transporte quiere permitir el paso del mismo por parte de peatones y ciclistas, según adelantó el secretario de Infraestructuras de este departamento, Xavier Flores.

Esta decisión supone un cambio radical respecto a las restricciones de uso que tiene el puente de la Constitución de 1812.

Este cuenta con dos carriles por sentido y otros dos destinados inicialmente al paso de la segunda línea del tranvía metropolitano, que debería de unir Cádiz con Jerez y que difícilmente se va a ejecutar.

Desde un primer momento, el Ministerio de Fomento, hoy de Transportes, prohibió el paso de peatones por el puente, aduciendo motivos de seguridad y la altura que éste alcanza con un grado de inclinación muy elevado. Igualmente se ha negado de forma insistente el paso de bicicletas por esta estructura, con la misma excusa.

Solo con motivo de la Vuelta Ciclista y una manifestación del Primero del Mayo se autorizaron el cruce de bicicletas y peatones, en el segundo de los casos tras la intervención judicial. Más allá de ello, nada.

Flores destaca la relevancia que puede tener el uso ciudadano del nuevo puente sobre el Guadalquivir, "que puede convertirse en un atractivo turístico para Sevilla, con un valor añadido", comparándolo con la utilización peatonal que tienen otros puentes en Nueva York, Los Ángeles, Londres y otras grandes capitales.

En Cádiz se le sigue negando este aprovechamiento turístico, cuando es evidente que las vistas de la Bahía de Cádiz tienen un mayor impacto que el cruce de un río. Mientras sigue sin uso el carril doble que en su día se construyó para el paso del tranvía, que bien podría habilitarse para peatones y ciclistas, habida cuenta que teniendo en cuenta el paso de vehículos anual por el puente de la Constitución, hay hueco más que suficiente para potenciar su utilización por parte de los autobuses interurbanos.

Lo cierto es que desde que se construyó, el aprovechamiento turístico del puente de la Constitución de 1812 ha sido nulo. En su día se llegó a anunciar la instalación de un centro de interpretación del mismo, lo que nunca se llegó a poner en marcha, ni hay presencia del puente en las tiendas de regalos de la ciudad.

El Ministerio de Transporte tampoco ha aceptado la propuesta del paso de ciclistas por el puente José León de Carranza, como han pedido en numerosas ocasiones usuarios de este medio de transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios