Aniversario del Puente de la Constitución de 1812 El puente desaprovechado

  • La infraestructura cumple hoy cuatro años desde que fuera inaugurado sin tener todos sus carriles abiertos

  • Algunas obras complementarias en la capital tampoco se han culminado

Imagen del segundo puente este lunes. Imagen del segundo puente este lunes.

Imagen del segundo puente este lunes. / Fito Carreto

“Más ancho, más alto y más largo que el que diseñó el Gobierno del PP”. La entonces ministra de Fomento con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Magdalena Alvarez,presentó de esta forma en la antigua sede de la Subdelegación del Gobierno el segundo puente sobre la Bahía. En un momento en el que todo el mundo trataba de demostrar quién era el padre de la criatura, la ministra isleña tiró de dimensiones, de que el tamaño es lo que importa. Era un puente con seis carriles, con plataforma para el tranvía, con un tramo móvil para que pasaran los barcos que nunca se habían construido en los astilleros pero donde entraba el famoso “pues ya que...”.

Hoy el segundo puente cumple cuatro años desde que fuera inaugurado por Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno de entonces, que se desplazó a Cádiz para poner en marcha una de las obras más importantes que se han hecho a nivel de infraestructuras en España en toda su historia.

El más ancho sí, pero no del todo. Y es que el segundo puente celebra hoy su cumpleaños sin estar explotado al cien por cien de su capacidad. Por ejemplo, con una plataforma de seis carriles, los dos que estaban previstos para el transporte público siguen cerrados. Esta era una medida provisional a la espera de que allí se situase el futuro tranvía, que ni está ni se le espera ni a corto ni a medio plazo.

Durante estos años, desde Fomento se ha trabajado en rematar los detalles del puente, como la instalación de toda la fibra óptica, las cámaras e incluso el radar de tramo que funciona desde hace varios meses. También llegó el paseo inferior que conecta Astilleros con la barriada de La Paz.

Sin embargo, la infraestructura necesitaba una serie de obras complementarias en la capital gaditana que tampoco han sido culminadas. Una de ellas es la avenida transversal, que ya empieza a ver color una vez que se están demoliendo los pisos de Cooperativa que había que tirar para poder hacer esta obra.

Otro de los proyectos que estaba previsto es que hubiera dos carriles de entrada y otros dos de salida por la avenida de Astilleros, pero con la entrada en funcionamiento del carril bici, parece que queda descartada.Hay que tener en cuenta que la frecuencia de vehículos por el bautizado como Puente de la Constitución de 1812 está siendo muy inferior a lo que habían previsto sus diseñadores, ya que actualmente se mueve en unos 16.000 vehículos diarios y puede subir en determinados momentos a los 20.000. En lo estético, se quería que el segundo puente fuera una imagen simbólica de la capital gaditana. Para ello se le ha dotado de una iluminación especial con distintos tonos de colores que prácticamente nunca se utiliza, salvo en contadas ocasiones.

Lo que sí ha servido ha sido para descongestionar el puente Carranza, que entre la apertura de esta infraestructura y el carril reversible ha eliminado sus problemas de tráfico cuando cumplirá el año que viene 50 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios