Juicio del caso Quality Food Sicre dice que advirtió que lo que se hacía en Quality “era un disparate”

  • El ex concejal del PP afirma que se negó a una ampliación de capital en la empresa “porque no se aportaba la valoración”

Imagen de una máquina de envasado de Quality Food cuando la empresa estaba operativa. Imagen de una máquina de envasado de Quality Food cuando la empresa estaba operativa.

Imagen de una máquina de envasado de Quality Food cuando la empresa estaba operativa. / José Braza

Comentarios 3

“Hay que tener muy poca vergüenza para hacer una ampliación de capital sin tener la documentación necesaria”. Fernando Sicre, concejal de Fomento por el Partido Popular en el Ayuntamiento de Cádiz entre los años 1999 y 2003 y miembro del comité ejecutivo de la Zona Franca repitió este mensaje de que se opuso a la ampliación de capital en Quality Food el 12 de diciembre de 2002 cuantas veces fue necesario porque no entendía que se propusiera esta ampliación de capital hasta llegar a un 24% del accionariado de la empresa alimenticia “sin un informe de valoración y habiendo una prima de emisión”.

La cuarta jornada del caso Quality Food que se juzga en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial fue maratoniana con la intervención de los primeros testigos. Las comparecencias se alargaron tanto que el testimonio de uno de los abogados del Estado en la Zona Franca en la época que se juzga, Manuel Ponce, ha tenido que ser aplazado hasta esta tarde.

La intervención de Sicre fue bastante vehemente. Por un lado dijo que ya le sorprendió que le citasen para ese comité ejecutivo del 12 de diciembre, que tenía carácter extraordinario, apenas un par de horas mediante una llamada telefónica. Ante el tribunal explicó que hasta que no llegó a la sede del Consorcio no supo que lo que se iba a aprobar era una ampliación de capital y ya advirtió en el corrillo que se había formado antes de la sesión ejecutiva que se iba a oponer al paso que se iba a dar porque faltaba esa documentación necesaria “y lo que no se podía hacer es aprobar una ampliación de capital a posteriori”.

Asegura que Miguel Osuna “no gestionó de manera adecuada la Zona Franca”

Esta operación tenía que darse antes del 31 de diciembre por un asunto de ayudas públicas estatales para que la empresa pudiera demostrar que contaba con el 50% de capital propio. Sicre reconocía que en este caso “una ampliación de capital era legal pero no conveniente”.

Incluso afirma que llega a advertir a sus compañeros del comité ejecutivo que lo que se está haciendo en Quality Food “es un auténtico disparate”, e incluso afirma en un primer momento que también se lo dice a la alcaldesa Teófila Martínez, y presidenta del Consorcio. No obstante, después en una pregunta posterior de una de las defensa se ciñó al comité. Tampoco hay ninguna constancia de esta advertencia en las actas del comité ejecutivo, aunque Sicre relató en varias ocasiones que estaban muy mal redactada y que a partir de lo que ocurre el día 12 de diciembre, se decide cambiar la redacción de las mismas para reflejar mejor lo que pasaba.

Curiosamente, Fernando Sicre fue el que llevó Quality Food a la Zona Franca al recibir la intención de los propietarios de la empresa alimenticia de instalarse en Cádiz. Ante la falta de terrenos en la capital y que la Zona Franca también puede llegar a gestionar fondos estatales y europeos, lo trasladó al Consorcio, tal y como había hecho con otras empresas. En este sentido, dijo que cuando recibió el proyecto “Quality Food era un gran modelo de negocio”. Así, recuerda que “en 2001 la memoria económica y el informe que se presenta no tiene nada que ver con la estructura financiera que hay en 2002”.

Afirma que para el comité ejecutivo se le convocó apenas dos horas antes por teléfono

La ampliación de capital suponía entrar en un 24% en el accionariado de Quality: “¿Por qué fue justo el 24% y no el 30? Pues porque si sobrepasaba el 25% ya se salía de las atribuciones del delegado del Estado y entonces el asunto tenía que pasar por el Consejo de Ministros”.

Una vez que se retiró la propuesta de la ampliación de capital, 15 días después se celebró otro comité ejecutivo donde al final se decide dar un nuevo préstamo participativo una vez que el abogado del Estado le respondió que no se iba a producir una merma económica en el Consorcio de la Zona Franca.

Sicre dijo que la Zona Franca no estaba para entrar en el accionariado de empresas privadas “porque no es una compañía de capital de riesgo” y añadió que no tenía ninguna enemistad con Osuna pero “no me parece un hombre que haya gestionado adecuadamente la del Consorcio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios