Tiempos revueltos

Conviene recordar quelos pueblos que olvidansu Historia estáncondenados a repetirla

Estamos en tiempos revueltos, no solo a nivel nacional, donde el gobierno de Sanchez, cuyos resultados electorales no daban para gobernar, salvo con el apoyo de otros partidos y ha ido a buscarlo de los independentistas, que exigen y obtienen, de momento, un régimen penitenciario de favor para sus dirigentes presos y también una mesa de negociación, que para que comience a funcionar exigen que se reconozca a Cataluña como Nación. Y luego, el referéndum de autodeterminación.

También a nivel autonómico, en Andalucía y en nuestra ciudad de Cádiz tampoco el tiempo está en calma, sino revuelto, porque los sindicatos de educación se manifiestan (con poco éxito) contra el acuerdo del gobierno andaluz (PP y C´s), sobre la libre escolarización, consistente en que se pueda matricular a los niños en los centros de educación concertada, vivan donde vivan. Aquí hay un conflicto de ideologías, como se enfoca también, la aplicación que ha empezado a hacerse de los preceptos de la Ley de Memoria Histórica, por el Ayuntamiento de Cádiz, ordenando retirar placas, bustos y nombres de gaditanos ilustres, como fueron José María Pemán, escritor que cultivó la poesía, el teatro y articulista opinión, y José León Carranza, alcalde de la ciudad muchos años, que solventó el abastecimiento de aguas para el consumo, consiguió el puente sobre la bahía, construyó el estadio que lleva el nombre de su padre y resucitó los carnavales, como fiestas típicas de Cádiz.

Una comisión que resuelve la aplicación de la Ley de Memoria Histórica (que cuenta también con su reflejo legal en Andalucía, diez años más tarde) disposición en la que puso todo su empeño el resentido Zapatero, ha servido de pretexto legal para que se retiren las placas, nombres y bustos de esos dos gaditanos que en la segunda mitad del siglo pasado vivieron y aportaron mucho a Cádiz. Como actuación que ha sido de una Administración pública, aunque la Ley nada diga al respecto, es susceptible de recurso, pero aquí, en ambos casos, han sido inmediatamente ejecutivas, lo que no ocurre casi nunca con las decisiones administrativas. Con esto no se favorece, el clima de diálogo y convivencia deseable. A mí me ha decepcionado la actuación del alcalde, al que ni siquiera le exculpa que lo haya hecho (si es así) para mostrar su apoyo a un concejal de su gobierno. No sé de quién es la frase pero conviene recordar que los pueblos que olvidan su Historia, están condenados a repetirla. Y sobre todo, que las actuaciones de los hombres, responden al tiempo en que viven. ¿Refrendaría el pueblo de Cádiz la decisión del Concejal, si se le preguntara?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios