Última hora Ya están a la venta las entradas para el segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Patrimonio

Más de un año con el proyecto del Teatro Romano paralizado

  • En julio de 2018 la Junta paró la inminente adjudicación de redacción del proyecto del yacimiento

  • Con el tiempo en contra, peligran los 450.000 euros procedentes de la ITI

El proyecto está paralizado pero siguen las visitas. El proyecto está paralizado pero siguen las visitas.

El proyecto está paralizado pero siguen las visitas. / Joaquín Hernández Kiki

Los tiempos de espera siguen afectando al monumento de Gades más importante de Cádiz. No hace mucho la desidia se cebaba con este yacimiento, cerrando sus puertas durante seis años por unas eternas obras de consolidación de sus estructuras y, ahora, aunque con sus instalaciones abiertas a las visitas, ya suma más de un año de parón del prometedor proyecto que retomaría el pulso de su esplendoroso pasado. El que se anunció a bombo y platillo en marzo de 2017 con todos los honores y todas las autoridades política presentes.

Concretamente, desde julio de 2018 no se ha avanzado nada en cuanto a las trabas burocráticas que, casualidades de la historia y la ‘suerte’ de esta provincia en particular, vuelven a ensañarse con nuestro patrimonio. Un paréntesis que pone en peligro su futuro y en juego los más de 400.000 euros procedentes de los fondos ITI, que podrían perderse si no se actúa en tiempo y formas.

Así lo reconocía el pasado mes de mayo la nueva consejera de Cultura, Patricia del Pozo, durante una visita a la ciudad, en la que expresó que “ahora estamos priorizando y tenemos que poner en marcha y ejecutar las obras del Teatro Romano, no podemos perder más tiempo”. Pero nada se ha movido desde entonces. De hecho, fuentes de la Delegación Provincial de Cultura confirman que no hay novedades al respecto.

Así que el tiempo corre en contra del teatro desde que en julio del pasado año el Tribunal Administrativo de Recursos de la Junta de Andalucía paralizara el proyecto de adjudicación de la redacción del proyecto del Teatro Romano, que salió a licitación por un importe de 454.000 euros, dentro de los famosos 5 millones de los fondos europeos, que era el próximo paso a seguir. Recordar que el motivo fue que de las cinco empresas que concurrieron, dos fueron descartadas en esta primera criba y una de ellas presentó un recurso, ante lo que dicho tribunal decidió suspender temporalmente este proceso, como elemento de garantía y protección de la propia administración, que consideró tener en cuenta lo que la empresa demandó.

Hace casi un año, el exdelegado de Cultura, Daniel Moreno, dijo en una entrevista a Diario de Cádiz que el proceso de adjudicación sería cuestión de días, con la esperanza de que en septiembre de 2018 se resolviera este procedimiento para abrir el sobre económico y continuar el curso de este potente proyecto para el Teatro Romano y la ciudad.

Como punto a favor, el coliseo romano sigue cosechando un número envidiable de visitas, contabilizando más de 11.000 visitas más con respecto al año pasado. Imaginen a cuánto se elevaría con todos los proyectos ya realizados.

EL PROYECTO QUE NO LLEGA

Tras el levantamiento taquimétrico y planimétrico del Teatro Romano que se llevó a cabo en 2017, aparte de las primeras excavaciones en la Posada del Mesón y el graderío, con el descubrimiento de una nueva puerta de entrada a aditus, el coliseo tiene por delante dos grandes líneas de actuación que estaba previsto se desarrollara de forma simultánea durante la obra, una vez se adjudique el proyecto.

La primera es el acondicionamiento de los accesos del edificio, con la puesta en valor para los nuevos usos de Posada del Mesón, con lo que se ampliará el centro de recepción de visitantes. La segunda se basa en los trabajos de conservación y restauración del graderío, actualmente en muy mal estado, así como la reivindicación de la presencia que el edificio tuvo por su entrada por el Campo del Sur, para lo que se propone la construcción de una pieza basamental.

La reordenación urbana del entorno, las excavaciones arqueológicas pendientes y su adecuación como espacio escénico –que lo integraría en la Red de Teatros Romanos de Andalucía– formarían parte del nuevo pulso al futuro con que el monumento se posicionará en primera fila de la oferta cultural, turística y económica de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios