Patrimonio Cádiz

La Junta desiste del contrato para continuar las obras del Teatro Romano

  • La Secretaría General Técnica de la administración ha contemplado las alegaciones de una de las dos empresas que impugnó el proceso, que tiene que volver a repetirse tras varios meses

  • Se duda de que se haya respetado el principio de igualdad en la concurrencia de todas las licitadoras

El Teatro Romano de Cádiz desde su Centro de Interpretación. El Teatro Romano de Cádiz desde su Centro de Interpretación.

El Teatro Romano de Cádiz desde su Centro de Interpretación. / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 1

Las trabas burocráticas vuelven a poner una zancadilla al Teatro Romano de Cádiz. Cuando el viento soplaba a favor, cuando todo eran buenas noticias para nuestro monumento por excelencia del Gades romano –que ya pasó lo suyo con cinco años de cierre–, los tiempos administrativos y la ley se imponen y vuelven a ralentizar su potenciación con la decisión que ha tomado la Secretaría General Técnica de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Concretamente se trata del “desistimiento del expediente de contratación de la redacción del proyecto, dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud durante la ejecución de las obras para la reordenación urbana, adecuación de accesos y conservación, restauración y potenciación del Teatro Romano”, que ya tendría que estar adjudicado y en marcha por un importe de 428.107 euros procedentes de los fondos ITI.

El motivo, según resuelve este órgano, es “porque la mayoría de la mesa tiene dudas razonables de que durante el procedimiento se haya respetado completamente el principio de igualdad en la concurrencia de todas las licitadoras, motivo por el cual se propone el desistimiento”. Como consecuencia, “se procederá a indemnizar a las entidades licitadoras” y tendrá que volver a repetirse el procedimiento.

Esto significa que la reconversión del teatro vuelve a prolongarse en el tiempo, puesto que la Junta deberá sacar de nuevo a concurso dicho contrato, explica el delegado provincial de Cultura, Daniel Moreno, que asegura que “esto no supone ningún riesgo de pérdidas de fondos europeos”. Moreno añade en este sentido que el plazo para ejecutar el gran proyecto sobre el Teatro Romano “se prolonga hasta el año 2020, aparte de las prórrogas” y que “la decisión se ha tomado para preservar las garantías de los contratantes, según estipula la ley”.

Daniel Moreno afirma que no hay riesgos de perder los fondos europeos

Los antecedentes se remontan a la decisión del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de paralizar el proceso de adjudicación de dicho contrato el pasado mes de julio debido a la alegación interpuesta por una de las cinco empresas que concurrieron –Paredes Pedrosa Arquitectos–y que fueron descartadas en la primera criba por la mesa de contratación “por incidencias insubsanables” por defectos de forma en la presentación.

La otra empresa también descartada, Gil Bartolomé ADW. S.L. presentó otro recurso que no fue admitido por estar fuera de plazo.

En cuanto al resto de empresas que concurrieron al concurso y que fueron baremadas son UTE Theatrum Balbi, que obtuvo la mayor puntuación por parte de la mesa de contratación con 24 puntos de los 48 que se establecen como máximo, seguida de ALT-Q Arquitectura, con 14 y de UTE Idea Arquitectos Rocío Mira Vidal, con 11 puntos. Si bien, estas dos últimas también fueron descartadas debido a que la puntuación mínima para continuar el proceso debía ser de 15 puntos, tal y como se expuso en un acto público.

En este mismo encuentro, una de las empresas descartadas expuso que la empresa adjudicataria, UTE Theatrum Balbi, “fue el único licitado admitido en el 2016 en la licitación del contrato Estudio previo de actuaciones en el teatro romano de Cádiz” y que “la documentación resultante de aquella contratación no se ha aportado en el presente proceso” por lo que todos todas las empresas no disponían de la misma información previa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios