Alerta alimentaria por listeriosis La Junta autoriza a Sabores de Paterna a vender sus productos

  • Limita el permiso a los lotes que le retiró para su análisis y que sí son aptos para el consumo

  • La empresa podrá reactivar la producción una vez que realice unas obras de adecuación en sus instalaciones

Fachada de la fábrica de Sabores de Paterna Fachada de la fábrica de Sabores de Paterna

Fachada de la fábrica de Sabores de Paterna / Manuel Aragón Pina

La Junta de Andalucía ha autorizado este viernes a la empresa Sabores de Paterna a seguir vendiendo todos los productos que ya tiene elaborados, limitando la venta a los 14 lotes que retiró el viernes pasado para analizarlos. Dicho estudio ha resultado favorable en todos los casos, son aptos para el consumo, y la administración regional ha comunicado a la firma que puede vender únicamente dichos lotes, tal y como han confirmado fuentes de la Junta a este periódico.

En paralelo, le ha comunicado a la propiedad que no podrá continuar con la producción hasta que se subsanen las deficiencias detectadas por la inspección en la fábrica. El propietario, Bartolo Rodríguez, adelantó a este diario que espera que una semana se pueda levantar la suspensión, ya que confía en tener solventadas estas deficiencias.

Este permiso lo recibe una semana después de la activación de una alerta alimentaria al dar positivo por listeriosis un lote de carne mechada, que había sido retirado con anterioridad y que nada tiene que ver con los 14 autorizados para su venta, lo que motivó el cese preventivo de la producción y la retirada de los embutidos que estaban en el mercado. 

Este es un paso muy importante para la compañía que dirige Bartolo Rodríguez, aunque, de momento, no podrá reactivar la fabricación de nuevos productos, por lo que las instalaciones permanecerán cerradas. Para ello, la Administración autonómica le ha puesto como requisito la adecuación de las instalaciones a la normativa sanitaria vigente, afectando, entre otras cuestiones, a los tubos extractores de humo y al suelo.

Una vez que realice las obras pertinentes, podrá volver a fabricar sus productos. En declaraciones a este medio, Rodríguez ha asegurado que las cuestiones a subsanar se deben a que la fábrica tiene "14 o 15 años", por lo que la normativa se ha vuelto "más exigente". Asimismo, ha apuntado que en una semana podrían estar los trabajos finalizados, por lo que, una vez que pasen la respectiva inspección sanitaria, las instalaciones podrán recuperar su actividad. Estos trabajos se compaginarán con los planes que tiene la empresa para ampliar sus instalaciones, unas obras que ya estaban previstas y que vendrán a mejorar la capacidad de la empresa para la elaboración de los alimentos. 

Con todo, el proceso para volver a vender los productos no será fácil. Según ha argumentado la empresa, Sabores de Paterna podrá comercializar las partidas que tiene distribuidas y las que ya tiene elaboradas en su fábrica siempre que superen los análisis pertinentes para comprobar que los alimentos están libres de listeriosis. Para ello, tendrá que mandar cinco piezas de cada lote a un laboratorio que esté homologado por la Junta de Andalucía para comprobar que los productos son aptos para el consumo humano. "A ver de qué forma me puedo organizar", ha expresado Bartolo Rodríguez, propietario de Sabores de Paterna, que ahora tiene que empezar a ponerse en contacto con sus clientes de toda España para realizar las labores oportunas que permitan que los alimentos se puedan volver a poner a disposición del público. 

Así, Rodríguez ha explicado que "las partidas pequeñas se eliminarán". Esto se debe a los costes de poner todo este procedimiento en marcha, por lo que se optará por los grandes lotes que estén disponibles para hacer las pruebas oportunas. Para ello, el dueño de Sabores de Paterna explicó que se tirará de "los clientes más importantes y más profesionales" para detectar las partidas que tienen almacenadas y que pueden ser analizadas para constatar que se pueden consumir y volver a poner a la venta. De hecho, ha indicado que los alimentos de la marca están se encuentran comercializados en establecimientos de confianza en ciudades como Sevilla, Málaga, Madrid o Barcelona, además de todos los que están en la propia provincia de Cádiz. 

Con todo, Rodríguez también ha precisado que la Junta de Andalucía ha tenido desde que se activó la alerta alimentaria toda la información relativa a las partidas que se habían distribuido a los clientes y la cantidad de alimentos que se habían vendido.

Ante el daño que puede haber ocasionado a la marca la alerta alimentaria que se decretó la pasada semana sobre los productos de Sabores de Paterna, Rodríguez ha señalado que ahora "hay que ver todo con mucho detalle" para volver a recuperar la confianza que los consumidores tenían depositada a esta fábrica. De hecho, uno de los aspectos que ha quedado patente desde que se activó la alerta alimentaria es que no se ha detectado ningún caso de positivo por listeriosis por haber consumido productos de esta marca. 

Un aspecto que ha recalcado Rodríguez ha sido que desde que se activó la alerta alimentaria se le han realizado análisis a las 14 referencias de productos que Sabores de Paterna tiene en el mercado y ninguno de ellos ha dado positivo, lo que ha permitido que se pueda volver a reactivar su comercialización siempre que sean aptos para el consumo al constatarse que solo se ha producido un caso aislado. 

A partir de ahora, y hasta que se recupere la normalidad, uno de los asuntos que más preocupa a la empresa Sabores de Paterna es recuperar el buen nombre que se había labrado hasta la fecha gracias a sus productos. Bartolo Rodríguez tiene muy claro que "no voy a cambiar el nombre" de la marca por la que alimentos como sus chicharrones especiales son tan demandados desde muchos sitios de España. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios