Cádiz CF El tándem José Mari-Jonsson, la piedra angular del sistema

  • La recuperación del doble pivote que integran el roteño y el danés consolida la apuesta futbolística de Cervera

  • Con ambos sobre el césped, el equipo ha ofrecido su mejor versión y ha sumado 19 puntos en 11 partidos

José Mari y Jonsson, en dos lances del presente curso.

José Mari y Jonsson, en dos lances del presente curso. / Jesús Marín

El Cádiz parece haber retomado el buen camino, no sólo en cuanto a resultados, con la victoria en Carranza sobre el Eibar (1-0) y el empate en Vitoria ante el Alavés (1-1), sino también en lo que se refiere a sensaciones, con una imagen de solidez que se echaba en falta, justo cuando ha recuperado el doble pivote que integran José Mari y Jens Jonsson.

En efecto, la presencia del roteño y el danés en la zona ancha hacen al equipo de Álvaro Cervera más reconocible, claramente más parecido a lo que pretende el entrenador, comparable al que en el arranque de la temporada sorprendió a propios y extraños con cuatro triunfos consecutivos a domicilio, incluidos los obtenidos en las visitas al Athletic de Bilbao (0-1) y al Real Madrid (0-1), instalándose en una zona noble de la que, no obstante, era cuestión de tiempo que cayera.

La lesión de José Mari en el mes de noviembre dio al traste con un tándem que hacía las delicias del cadismo. Su inteligencia futbolística, colocación, veteranía y galones dentro del grupo se complementaron a la perfección con el medio nórdico, un fichaje de relumbrón, posiblemente el mejor del pasado mercado de verano junto a Negredo. Jonsson derrocha capacidad física para abarcar espacios, pero además ofrece constantemente destellos de calidad que siempre pone al servicio del bloque.

La recaída del capitán en enero, cuando estaba prevista su vuelta, generó inquietud, aunque la preocupación se tornó en nubarrones muy negros cuando también quedó fuera de combate Jonsson en el choque de la segunda vuelta con la Real Sociedad en Anoeta (4-1). El Cádiz debía afrontar los siguientes compromisos sin sus dos centrocampistas titulares.

Ausente también Augusto Fernández, el técnico buscó soluciones dándole minutos a Garrido, retrasando a Álex Fernández, adelantando metros a Fali e incluso reubicando a Perea. Por una u otra razón, posiblemente también porque al vestir un santo se desnuda otro, ninguna de las variantes dio el resultado apetecido. Es más, el Cádiz cosechó los peores resultados del curso, con goleadas de las que hacen daño por la imagen de fragilidad.

Y así hasta que por fin José Mari empezó a disfrutar de minutos, poco a poco, con precaución para evitar males mayores, y Jonsson regresó al once una vez recuperado. Con los dos sobre el campo, los amarillos recuperan el empaque de escuadra compacta, más fiables en la labor de asfixiar al adversario cuando éste intenta circular el balón. Y quedan liberados hombres como Álex o Fali para desenvolverse donde de verdad los quiere tener Cervera.

Un dato lo dice todo: con José Mari y Jonsson sobre el campo, el Cádiz ha sumado 19 de sus 29 puntos. Y lo más significativo es que lo hizo en sólo 11 partidos.

Ahora, a las puertas del último cuarto del campeonato, sólo queda esperar que las lesiones respeten para que el doble pivote se mantenga como piedra angular del sistema en la búsqueda de la anhelada permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios