Cádiz CF

A la espera del último descarte

  • El equipo se entrena en La Coruña con 19 jugadores y Cervera debe decidir a quién deja en la grada

José Mari tiene serias opciones de ser inscrito en el acta del partido. José Mari tiene serias opciones de ser inscrito en el acta del partido.

José Mari tiene serias opciones de ser inscrito en el acta del partido. / Fito Carreto

La expedición del Cádiz CF se desplazó el sábado en avión a La Coruña, donde se entrenó por la tarde en la que fue la última sesión antes del partido contra el Deportivo, que se disputa el domingo 19 de enero en Riazor.

Álvaro Cervera apostó por una convocatoria de 19 jugadores y está obligado a hacer un descarte. Un futbolista tendrá que ver el encuentro desde la grada de Riazor.

Todo apunta a que el jugador descartado será un lateral o un centrocampista. El técnico se llevó a los cuatro laterales y en el banquillo se suele quedar uno. Otra cuestión es que Cervera decida alinear en el carril derecho a Akapo con Iza Carcelén por delante, o que haga lo mismo pero en el costado izquierdo, con Espino en defensa y Luismo Quezada algo más adelantado. Es poco probable, pero todo puede pasar y más si Cervera quiere hacer movimientos en busca de la reacción de en equipo que encara el reto de salir de la mala racha.

Para la media hay cuatro futbolistas, cinco e incluso seis si se incluyen al canterano Sergio González y Álex Fernández. Todo hace indicar que José Mari ocupará plaza de suplente y podría tener minutos en la segunda parte. En ese caso sería su reaparición tras la intervención quirúrgica en un hombro a la que fue sometido el pasado mes de diciembre.

En ese contexto, el sacrificado podría ser Bodiger, que participa muy poco en la Liga y el pasado miércoles no jugó un solo minuto mientras el preparador cadista se decantó por Sergio González. No es descabellado pensar en que el descartado sea el canterano, sustituido en el duelo ante el Mirandés por unas molestias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios