Cádiz CF El Carranza tiene la palabra

  • El Cádiz dará un paso de gigante en su tentativa de ascenso si gana los tres partidos consecutivos que afronta en casa contra Lugo, Córdoba y Zaragoza

La afición del Cádiz jugará un papel fundamental en el apoyo a su equipo en el estadio Carranza. La afición del Cádiz jugará un papel fundamental en el apoyo a su equipo en el estadio Carranza.

La afición del Cádiz jugará un papel fundamental en el apoyo a su equipo en el estadio Carranza.

El Cádiz CF desperdició una oportunidad de oro el pasado fin de semana para consolidarse en la zona de fase de ascenso a Primera División. Una victoria en el terreno Elche le hubiese situado en la cuarta posición con cinco puntos de ventaja sobre el séptimo, pero la realidad es otra y continúa sexto en la clasificación con dos más que el Mallorca. Mantiene pese a todo su condición de privilegio. Dejó pasar una ocasión pero dispondrá de más.

El lado positivo es que, a pesar del varapalo sufrido en el estadio Martínez Valero, el Cádiz CF no pierde el visado en la sala vip y desde ese sexto lugar no depende más que de sí mismo para acabar la Liga como mínimo en ese puesto que le daría el billete al play-off.

No hay tiempo para recrearse en la decepción. En el vestuario son conscientes de que de las derrotas se curan con victorias y a ello se ponen el cuerpo técnico y los jugadores.

Y es que el equipo amarillo se dispone a afrontar uno de los momentos que pueden ser considerados claves en el devenir de la temporada. Si hace bien los deberes en las próximas semanas, dará un paso de gigante en su carrera hacia las eliminatorias que se disputan tras el final del campeonato.

El Cádiz CF encara sus próximos tres partidos como local. Nada menos que tres sin salir de casa. Una ocasión única de dar un salto que le otorgue un colchón de puntos antes de la irrupción de una recta definitiva plagada de minas en forma de citas con los máximos favoritos al ascenso (Deportivo, Osasuna, Málaga y Granada esperan en los últimos capítulos).

En el estadio Ramón de Carranza se juega el conjunto entrenado por Álvaro Cervera buena parte de sus posibilidades de éxito, en especial en los tres compromisos consecutivos como anfitrión que están a la vuelta de la esquina.

El Cádiz atesora 47 puntos antes de la secuencia continuada de partidos en su feudo a los que se añaden los tres del encuentro contra el Reus de la 32ª jornada que no se disputa a finales de marzo por la exclusión del club catalán de la competición. Son, por tanto, 50 puntos con los que parte el equipo amarillo.

El próximo sábado (a partir de las seis de la tarde) recibe al Lugo (30ª jornada), el domingo 24 (de nuevo a las seis) ejerce de local frente al Córdoba (31ª jornada) y el primer fin de semana de abril comparece en el Carranza el Real Zaragoza (33ª jornada).

Los tres adversarios más inmediatos se mueven en la zona baja de la tabla en situaciones comprometidas. El cuadro lucense ocupa la 18ª posición con un solo punto de renta sobre el descenso; el conjunto cordobés reside en la zona que conduce al abismo a seis puntos de la permanencia; y la escuadra aragonesa sufre en la 16ª plaza con cuatro puntos de distancia sobre el infierno.

A los tres batió el Cádiz CF en la primera vuelta. Venció 1-2 en el Ángel Carro, 1-3 en el Nuevo Arcángel y 0-1 en La Romareda. Nada tiene que ver aquellos enfrentamientos de hace varios meses que los de ahora. No hay nada hay más peligroso que rivales heridos que necesitan sumar puntos a la desesperada.

Ganar los tres partidos llevaría al Cádiz CF hasta los 59 puntos a falta de nueve jornadas para el epílogo, es decir, con 27 puntos más por dilucidar. Estaría en disposición de superar la barrera de los 64 con los que terminó las dos campañas anteriores (la primera le valió pata finalizar en el quinto puesto y en la segunda se quedó en el noveno) e incluso de alcanzar los 70, que en principio podrían ser suficientes para obtener una de las plazas que le daría derecho a participar en la fase de ascenso.

Después del trío concatenado de envites en casa, el Cádiz CF retomará la normalidad del calendario con partidos alternos como local y visitante (cuatro en el Carranza y cinco a domicilio). Visitará a Las Palmas de Pepe Mel, recibirá al Numancia, acudirá al campo del Rayo Majadahonda, se medirá al Málaga en territorio gaditano, tratará de sorprender al Deportivo de La Coruña en Riazor, se citará con el Osasuna en el barrio de la Laguna, se enfrentará al Granada en el Nuevo Los Cármenes, jugará su último duelo liguero como local ante el Extremadura y cerrará el torneo en El Molinón en el choque contra el Sporting de Gijón.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios