Cádiz CF

El Cádiz CF, a 90 minutos del ascenso: posible alineación ante el Fuenlabrada

  • El equipo subirá a Primera si suma los tres puntos en el estadio Carranza

Álex Fernández vuelve hoy al once tras cumplir un partido de sanción. Álex Fernández vuelve hoy al once tras cumplir un partido de sanción.

Álex Fernández vuelve hoy al once tras cumplir un partido de sanción. / Cádiz CF

No hay que darle más vueltas. Si el Cádiz CF vence al Fuenlabrada en el estadio Carranza, el ascenso a Primera División es un hecho. No hace falta tirar de calculadora porque la cuenta es muy simple. Los acontecimientos se han precipitado de tal manera que el objetivo puede quedar cumplido dos jornadas antes de la finalización de un campeonato teñido de amarillo y azul de principio a fin. El sábado 11 de julio es el día señalado.

Hace una semana y pico era impensable poder llegar al 40º capítulo con el ascenso a tiro de piedra, cuando la ventaja era tan corta (dos puntos sobre el segundo y el tercero y tres al cuarto) que nada estaba asegurado entonces y todo apuntaba a un desenlace preñado de incertidumbre hasta el último momento.

Pero todo ha cambiado en pocos días en un torneo de vértigo, con resultados propios y ajenos que dibujan un decorado que no puede ser más alegre. La aceleración del conjunto amarillo coincide que el común frenazo de sus rivales directos. Las dos victorias consecutivas (frente al Real Oviedo y el Extremadura) por vez primera en la segunda vuelta y los titubeos de los demás allanan el camino hasta tal extremo que el equipo de Álvaro Cervera se halla a un pequeño paso de hacer historia.

Un ascenso a Primera es algo que sucede muy de vez en cuando en la vida del club, y más en los tiempos recientes. Han pasado 15 años desde la última vez (campaña 2004/15) con aquella victoria en Chapín que certificó el salto a la élite. Y ahora tiene una oportunidad de oro que es muy difícil que se le escape. Se lo ha ganado a pulso, pero aún tiene que cruzar la línea de meta. Nada se puede dar por hecho antes de tiempo, aunque las probabilidades de ascenso son altísimas.

La situación es inmejorable para el Cádiz CF, líder indiscutible (durante todo el curso) con 69 puntos, la factura más elevada desde su regreso a la categoría de plata hace cuatro años. Tiene cinco más que el Huesca (segundo con 64), pero la referencia es el Real Zaragoza, tercero con 62. Aventaja en siete al cuadro maño y quedan nueve por disputar. El ascenso está ahora en 71 puntos. Necesita dos más para completar la hazaña y hoy puede ser el día. Un gran día.

Es la primera bola de partido de las tres que tiene para consumar el ascenso directo. Ganar significa llegar a los 72, una cifra inalcanzable para los de Víctor Fernández. Si gana el equipo amarillo, es posible que aficionados salgan a la calle a celebrarlo. Hay temor a un rebrote de coronavirus.

No vencer esta noche (un empate o una derrota) no cerraría la puerta del ascenso este fin de semana. El empate podría valer en el caso de que el Huesca pierda por la tarde en el terreno del descendido Racing de Santander. Hay otra vía: si los gaditanos no se embolsan los tres puntos, incluso si pierden, podrían subir de manera automática el domingo en el caso de que el Real Zaragoza no se imponga al Real Oviedo en La Romareda.

El Cádiz CF huye de especulaciones, pretende derribar la puerta de Primera cuanto antes y quiere hacerlo en casa aunque no pueda contar con el apoyo de la afición desde la grada. La hinchada no puede acudir al estadio pero está muy pendiente. La Federación de Peñas Cadistas pide prudencia en las celebraciones si hay ascenso.

La euforia empieza a desatarse entre los seguidores pero en el vestuario tratan de aislarse. El último paso suele ser el más difícil. No es un partido más. Es una auténtica final pero con red. No es a vida o muerte. Si el equipo falla hoy, le quedan dos ocasiones más si es que antes no cede uno de sus dos rivales directos.

Al tener carácter de final, las sensaciones no son las habituales. No extraño que afloren los nervios. Una de las claves pasa por el control de las emociones. Cabeza fría y corazón caliente en una ocasión única.

Cervera dispone de un amplio margen para confeccionar la alineación. El entrenador ha convocado a todos los jugadores disponibles. El único problema es decidir quién sustituye al sancionado Espino en el lado izquierdo de la defensa. Rhyner es quien en teoría parte con más opciones, sin descartar que un lateral derecho (Akapo o Iza Carcelén) pase al otro costado.

Por su parte, el Fuenlabrada llega lanzado a Carranza. Desde el aterrizaje en e banquillo de José Ramón Sandoval solo ha perdido un partido. El cuadro madrileño es, junto al Tenerife, el mejor equipo de la Liga post coronavirus (ambos suman 15 puntos).

El conjunto fuenlabraño, novato en Segunda A, no viene a hacer turismo, sino a pelear por una plaza en la fase de ascenso, de la que está a sólo dos puntos. Ocupa el octavo puesto con 54 puntos, cerca de los 56 que acredita el Rayo Vallecano en el sexto escalón de la clasificación.

Pathé Ciss regresa tras perderse el encuentro ante el Racing y será una de las novedades del once. Todo apunta a que volverá su 9 de referencia, Sekou Gassama, recuperado de un golpe que le impidió jugar el último partido. Con la baja en portería del titular Pol Freixanet se mantendrá Joan Femenías, que ha mostrado un gran nivel en sus primeros partidos del curso. Hasta última hora será duda Iban Salvador.

Alineaciones probables

Cádiz CF: Cifuentes, Iza Carcelén, Marcos Mauro, Cala, Rhyner o Akapo, Sergio González o Bodiger, José Mari, Álex Fernández, Salvi, Alberto Perea y Lozano.

Fuenlabrada: Femenías, Iribas, Chico Flores, Juanma, Glauder, Pathe Ciss, José Rodríguez, Hugo Fraile, José Fran, Randy Nteka y Sekou Gassama.

Árbitro: Pulido Santana (canario).

Estadio: Carranza (21:45/Gol).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios