bares y restaurantes| Cádiz Martín Vila: “No estamos en ningún tipo de estrategia antiterrazas"

  • "En la Plaza de Mina ningún bar pierde metros respecto a los que pedía”, asegura el concejal de Urbanismo y Movilidad

  • El edil recuerda que los hosteleros ya conocían el replanteo y la ordenanza, "que garantiza uso público, accesibilidad y justicia" en el reparto

  • "¿Antes quién decidía?: el concejal o la concejala de turno", afirma Vila

El concejal de Urbanismo, Movilidad, Servicios Municipales, Memoria Democrática y Cementerio, Martín Vila, respondió ayer a las quejas de dos hosteleros de la Plaza de Mina, que han visto reducidas sus terrazas a la mitad y reemplazadas en otro lugar de este espacio público que consideran inadecuado para asegurar el mantenimiento de sus negocios. Lo hizo en la rueda de prensa en la que se informa de los acuerdos de la Junta de Gobierno.

Antes del confinamiento, antes de la pandemia, antes de que se decretase el estado de alarma, ya nos vimos con los hosteleros de la Plaza de Mina y les planteamos cómo que había que reordenar toda la plaza para adecuarse a la ordenanza de terrazas y al reglamento que dispone”, dijo el tercer teniente de alcalde.

“Por tanto, ya sabían de antemano cuál era la propuesta, y con ella no pierden ni un solo metro cuadrado de los que pedían”, recalcó. “Otra cosa es que nosotros tenemos el interés de conciliar todos los intereses que deben de conjugarse en la vía pública: el interés ligado al uso público de los espacios, a la convivencia, a la calidad estancial –las plazas son lugares para que la gente pueda hacer vida y los niños puedan jugar– y también para ese complemento que son las terrazas. Por tanto, con esos parámetros: convivencia pública, lugares de estancia, accesibilidad y terrazas, hemos ordenado la Plaza de Mina. Y ningún establecimiento pierde ni un metro cuadrado de lo que están solicitando”, insistió.

“Así que esto ni es nuevo, ni algo que desconocieran: se planteó antes del estado de alarma. Sólo que ahora ha llegado el acto firme y ante las peticiones de requerimiento, hemos realizado el plano y se lo hemos incrustado en el decreto de renovación. Por tanto, a partir de ahora tienen que reordenarse con este parámetro”.

“¿Qué conseguimos con esto?”, se preguntó Vila. “Que la Plaza de Mina sea una plaza como la que fue en origen y se puedan conjugar todos esos elementos que son necesarios en la vía pública. No estamos en ningún tipo de estrategia antiterrazas, sino garantizando accesibilidad, disfrute común del espacio público y, como no, el complemento de las terrazas”, añadió.

“Porque, permítanme que tire un poco de memoria, no histórica, sino reciente:hay una ordenanza vigente desde el 3 de julio de 2019 ¿Antes qué había en la ciudad? Nada escrito sobre terrazas ni sobre ocupación del espacio público ¿quién decidía? el concejal o la concejala de turno”, afirmó. “Heredamos en 2015 cantidad de situaciones asimétricas, en las cuales establecimientos que tenían los mismos elementos o características en cuanto a sus fachadas y el espacio público que tenían lindando, sin embargo, tenían diferentes condiciones de ocupación del espacio público. Al arbitrio de quien decidía, uno colocaba más y otro menos”, aseguró. “Por tanto, esta ordenanza establece otro criterio interesante, que es el de justicia: le caigas bien o le caigas mal al gobierno de turno, vas a ocupar lo que te corresponde”, concluyó el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios