Cádiz

La Policía Local de Cádiz renuncia a hacer horas extras en Carnaval

Un agente de la Policía Local de Cádiz junto a su vehículo patrulla.

Un agente de la Policía Local de Cádiz junto a su vehículo patrulla. / Julio González

La Policía Local de Cádiz ha movido la primera ficha tras suspender hace unos días el 'alto el fuego' que mantenían desde finales del pasado año con el gobierno municipal a raíz de la decisión del alcalde de retirar la propuesta presentada para cerrar un nuevo acuerdo regulador. Después de aprobar en asamblea la pasada semana retomar las movilizaciones, la primera medida acordada por los sindicatos policiales es no prestar servicios extraordinarios durante los días de Carnaval. Es decir, no cubrir las horas extras que necesite el servicio.

Así se lo han comunicado este martes tanto los sindicatos UPLBA y SPLCA a sus respectivos afiliados, pidiendo expresamente que ningún agente se presente voluntario para cubrir los distintos servicios que con motivo del Carnaval habrá que cubrir de manera extraordinaria. Una medida que viene a dar en la línea de flotación de la fiesta trasladada por el equipo de gobierno a junio.

Los sindicatos culpabilizan de esta medida al alcalde de la ciudad, José María González Kichi, mostrando un nuevo malestar a raíz de las últimas declaraciones realizadas el lunes, en las que Kichi ponía de manifiesto que con su intervención respecto al acuerdo regulador lo que había tratado es de generar "un marco de diálogo, de encuentro y de acercamiento entre los sindicatos"

"Él es el único culpable de lo que pueda suceder y de no poder contar con más efectivos para apoyar al turno ordinario y cubrir o reforzar los servicios, como hemos venido haciendo los últimos cinco meses tras otorgarle nuestra confianza y traicionarnos a última hora plegándose ante la convocatoria de huelga en el Falla durante la celebración del COAC", afirman los dos sindicatos policiales, recordando lo ocurrido hace unos días cuando el alcalde anunció que quedaba sin efecto la propuesta de acuerdo regulador pactada en el mes de febrero.

Respecto a esta movilización ya convocada los sindicatos recuerdan que los servicios extraordinarios "es una cuestión de voluntariedad y sacrificio familiar, no es una obligación y mucho menos aún una huelga encubierta como dicen algunos eruditos".

Por tanto, la primera medida adoptada por la plantilla de la Policía Local es la de no cubrir la demanda de servicios especiales que pueda tener el Carnaval de Cádiz en este mes de junio, tanto en lo relativo al tráfico como en la seguridad y la vigilancia de los distintos eventos programados por el Ayuntamiento y de la celebración en la calle en sí; incluido, entre otras muchas cuestiones, la cabalgata que el domingo cruzará la Avenida principal de la ciudad (desde la Glorieta Ana Orantes hasta las Puertas de Tierra).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios