Pleno municipal de octubre El PP quiere un subterráneo en la plaza de la Reina

  • El Ayuntamiento estudiará la propuesta, que tiene pocos visos de salir adelante

  • El Pleno acuerda reclamar a la Junta el cumplimiento del convenio urbanístico de 2014

Los concejales del PP, en un Pleno del Ayuntamiento.

Los concejales del PP, en un Pleno del Ayuntamiento. / Lourdes de Vicente

El Partido Popular ha planteado que la Plaza de la Reina, que próximamente cambiará su nombre para llevar el del chirigotero Manolo Santander, cuente con un estacionamiento subterráneo que esté especialmente dirigido para los vecinos del barrio de la Viña, en un intento de paliar los problemas de aparcamiento que al igual que en otras zonas de la ciudad hay en este barrio.

La moción planteada en el Pleno de octubre, que ha salido adelante gracias a la abstención del equipo de gobierno, tiene no obstante pocos visos de que vaya a hacerse realidad. La portavoz de Adelante Cádiz, Ana Fernández, expuso durante el debate de este punto que en la Plaza de la Reina, precisamente, hay prevista una actuación de Aguas de Cádiz para construir un tanque de tormentas (una infraestructura similar a la que existe en San Juan de Dios) para evitar las inundaciones de esa zona cuando hay lluvias. Un proyecto que es incompatible con un subterráneo.

Además, desde el equipo de gobierno se señaló que esa opción de habilitar un subterráneo en el interior de la Viña choca, en principio, con los planes de movilidad municipales, “que van más en la línea de habilitar los aparcamientos en la periferia del casco histórico”.

No obstante, Fernández aseguró que ese planteamiento “se va a estudiar”, recordando el Partido Popular que este aparcamiento “viene recogido en el PGOU y ya se contemplaba cuando el Museo del Carnaval se iba a levantar en esta plaza”, como trasladó José Manuel Cossi.

Convenio urbanístico de la Junta

Precisamente, la plaza de la Reina es uno de los solares que el Pleno del Ayuntamiento ha acordado volver a reclamar a la Junta de Andalucía respecto al convenio urbanístico firmado entre las dos administraciones en 2014. La plaza situada en la Viña se ha situado en las cuestiones preferentes de ese convenio, junto al solar donde estaba previsto construir el albergue juvenil, en el barrio de Puntales; y la antigua sede de Bellas Artes, en el callejón del Tinte.

El concejal de Urbanismo, Martín Vila, expuso durante el Pleno que una vez que el Ayuntamiento ha hecho todas las tramitaciones y ha cumplido con sus compromisos de ese convenio urbanístico, “ya es hora de que la Junta cumpla sus obligaciones”. Y expuso los tres expedientes que parecen tener mayor urgencia para el Ayuntamiento dentro de ese convenio.

En el caso de la Plaza de la Reina, en el barrio de la Viña, señaló lo positivo de dotar a esta zona del casco histórico de un espacio abierto que de hecho viene funcionando de manera provisional desde el derribo del antiguo instituto. En relación al albergue juvenil de Puntales, Vila fue crítico con la administración andaluza por convertir a Cádiz “en la única capital de provincia sin ese albergue”, por lo que reclamó la cesión del solar “y ya veremos cómo retomarlo”. Y respecto a la antigua escuela de Bellas Artes insistió en la necesidad de recuperar la titularidad del edificio para cederlo de manera automática al Ministerio de Cultura para retomar el proyecto de ampliación del Museo Provincial.

Desde la oposición se apoyó la moción presentada por el equipo de gobierno, remarcando la necesidad de que en futuros convenios entre administraciones se especifique una duración o vigencia del documento, “porque para el ciudadano de a pie no tiene lógica que llevemos cinco años con un convenio firmado y sin ejecutarse”, como expuso Domingo Villero.

Además de estos tres edificios o solares, conviene recordar que ese convenio incluía también la residencia de Tiempo Libre, una pastilla para construir viviendas en Puntales, el edificio de Náutica o el Chalé de San Luis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios