Cádiz

El PP de Cádiz recoloca a sus hombres

  • Ignacio Romaní está a un paso de convertirse en el responsable de la Agencia de Vivienda de la Junta en Cádiz

  • Vicente Sánchez será el administrativo de los populares en el Ayuntamiento

Ignacio Romaní y Vicente Sánchez, en una rueda de prensa como concejales del Ayuntamiento. Ignacio Romaní y Vicente Sánchez, en una rueda de prensa como concejales del Ayuntamiento.

Ignacio Romaní y Vicente Sánchez, en una rueda de prensa como concejales del Ayuntamiento. / Lourdes de Vicente

El Ayuntamiento acaba de estrenar Corporación, en la que muchos rostros se han incorporado por primera vez a la política municipal, otros han regresado después de algunos años de ‘excedencia’, y también en otros casos han dejado de formar parte de la bancada del Salón de Plenos. Pero hay política más allá de San Juan de Dios, o dentro del edificio consistorial pero en funciones distintas a las de concejal. Y en esas anda el Partido Popular, que va a experimentar algunos cambios llamativos.

El primero de ellos es el de Ignacio Romaní, que después de su controvertida repetición como número 4 de la candidatura popular de Juancho Ortiz, está a un paso de convertirse en el próximo director provincial de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de la Junta de Andalucía (Avra). Romaní ha concurrido a la convocatoria publicada a finales de mayo, y actualmente está entre los cinco candidatos a ocupar la dirección provincial de Cádiz; entre ellos, el actual director, Joaquín Muriano.

Será ahora la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, quien proponga el nombramiento de uno de esos candidatos, que deberá ser ratificado en los próximos días por el consejo de gobierno de la administración andaluza.

En caso de ser Romaní definitivamente el elegido, pasará a ser el responsable de la rehabilitación y la vivienda de la Junta en Andalucía; uno de los flancos, curiosamente, en los que el PP ha sido más crítico durante sus años de gobierno en la ciudad con el PSOE al frente de la Junta.

El ahora concejal del Ayuntamiento pasaría a recibir un sueldo de 58.847,66 euros brutos anuales. Y su nombramiento llevaría consigo de manera inmediata la salida como miembro de la Corporación Municipal, de la cual puede llegar a no estrenarse en ninguna sesión plenaria (salvo el Pleno de Investidura, en el que sí participó el pasado sábado).

Esta posibilidad abriría la puerta a la incorporación al grupo popular de la persona que ocupaba el número 7 en la candidatura de Juancho Ortiz, José Carlos Teruel, sin experiencia previa como concejal pero sí colaborando con el grupo en estos últimos años.

Este paso de Romaní a la agencia andaluza de Vivienda implicaría también su cese como diputado provincial, destino que precisamente el PP daba a conocer el jueves.

Vicente Sánchez, administrativo del grupo popular

Y con Ignacio Romaní a punto de cambiar de rumbo después de veinte años como concejal del Ayuntamiento y un breve paso como diputado nacional, también afrontará una nueva misión en el partido otro edil histórico. Se trata de Vicente Sánchez, que ocupó nada menos que el puesto 25 del partido en las pasadas elecciones (por lo que descartaba sus opciones de volver a repetir como concejal) y que pasará a ser el nuevo administrativo del grupo popular para los próximos cuatro años.

Este nombramiento está a la espera de que el Ayuntamiento celebre el pleno de organización, en el que los concejales acuerdan el funcionamiento para los próximos cuatro años, el número de asesores que corresponde a cada grupo y las asignaciones económicas de concejales, asesores y grupos, entre otras cuestiones. Será a raíz de esa sesión plenaria –pendiente todavía de fecha, aunque parece que será en los primeros días de julio– cuando el PP oficialice el nombramiento de Sánchez como administrativo del grupo.

Al exconcejal le avala su conocimiento de la actividad municipal y de la gestión del Ayuntamiento, así como su experiencia en cuestiones administrativas y jurídicas como abogado que es de profesión. Profesión que precisamente dejará aparcada estos próximos años para dedicarse a la nueva encomienda.

El ‘fichaje’ de Sánchez supondrá, al mismo tiempo, el traslado de un histórico del Ayuntamiento. Miguel Medina deja su puesto de administrativo para encargarse de esta función pero en el Partido Popular, cambiando San Juan de Dios por la sede de la calle Cánovas del Castillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios