Cádiz

Navarro insiste en que es inviable que Eléctrica dé el bono estatal

  • Recalca que aunque el Ministerio diga que es legal que sea de referencia, no es posible económicamente

Una de las manifestaciones en apoyo al bono local, en una imagen de finales de marzo de 2017. Una de las manifestaciones en apoyo al bono local, en una imagen de finales de marzo de 2017.

Una de las manifestaciones en apoyo al bono local, en una imagen de finales de marzo de 2017. / julio gonzález

Comentarios 3

El presidente de Eléctrica de Cádiz (EC) y teniente de alcalde, David Navarro, sigue viendo inviable que la empresa mayoritariamente municipal ofrezca en algún momento el bono estatal a las más de 2.000 familias que necesitan más ayuda de manera urgente para hacer frente a la factura de la luz y sigue demandando el desbloqueo del bono local por parte del PP porque es él único que considera posible.

Esto es lo que se desprende de la respuesta de Navarro al presidente de la Fundación EC, el concejal popular José Blas Fernández, después de su interpretación del informe del Ministerio de Energía -hoy para la Transición Ecológica- del que informó este periódico. En él se considera compatible la actividad de EC en el mercado libre con la de comercializadora de referencia, condición imprescindible para que pueda ofrecer las ayudas del Gobierno, las únicas disponibles hasta el momento.

"La respuesta del ministerio aclara que sería posible para Eléctrica de Cádiz ser al mismo tiempo comercializadora de referencia y de mercado libre -explica David Navarro a este periódico-. Sin embargo, aunque cumpla los requisitos para hacerlo, eso no significa que sea económicamente viable para la empresa".

David Navarro se remite a un informe encomendado por él en su calidad de presidente de EC. "Como demostró un informe encargado a la gerencia, si se suman el coste de crear una estructura administrativa paralela, contrataciones de personal (que dudosamente se podrían hacer con las restricciones que tiene la empresa pública) y además el coste que estamos obligados a pagar de 400.000 euros anuales por el bono estatal, más la reducción de beneficios que supondría dar el bono, todo ello pondría en riesgo de pérdidas a la empresa pública en las actuales condiciones regulatorias".

"Que sea posible legalmente -insiste Navarro-, no significa que sea posible económicamente con la actual regulación. De hecho, la gerencia alerta de que hacerlo podría suponer la quiebra de la empresa. Por ello, seguiremos reivindicando que cambie la regulación del bono social para que no penalice a las pequeñas empresas como Eléctrica de Cádiz, a las que obliga a dar más del 30% de beneficios para costear el bono social que dan las empresas del oligopolio. Y esto gracias al PP".

"Seguimos apostando por el bono gaditano y exigiendo a José Blas Fernández que firme de una vez los convenios", añade. "Porque el informe [de la gerencia] también dice que el bono gaditano no pone en riesgo a la empresa comercializadora (porque se pagaría con los beneficios de la suministradora) y tendría un coste mucho menor para los gaditanos".

Además, insiste en que la ayuda local "está lista para aplicarse, si José Blas Fernández firma. Lo que no entendemos -o sí- es por qué se empeña en boicotear constantemente el bono social gaditano. ¿Tiene algo que ocultar por su etapa al frente de la fundación y por ello no quiere renovar los patronos? ¿Es esa la vieja forma de hacer política, la de bloquear la acción de gobierno a costa de perjudicar a 2000 familias gaditanas?".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios