Diario Cofrade

La concepcionista cofradía de Expiración

  • Las monjas de Santa María incorporan a la cofradía del Viernes Santo “a nuestra hermandad espiritual”

  • También han regalado un broche de la Inmaculada que lucirá en su manto la Virgen de la Victoria

Los cofrades de Expiración reciben la carta de hermanamiento de las monjas de Santa María Los cofrades de Expiración reciben la carta de hermanamiento de las monjas de Santa María

Los cofrades de Expiración reciben la carta de hermanamiento de las monjas de Santa María

El cierre temporal de la iglesia del Santo Ángel ha abierto un capítulo del todo inesperado para la cofradía de Expiración. La hermandad es desde el lunes una corporación concepcionista. Casi por sorpresa –la de todos los cofrades a excepción del director espiritual y párroco de la Castrense– los responsables de la corporación recibieron de manos de la abadesa del convento de Santa María una carta que certifica el hermanamiento espiritual entre cofradía y orden religiosa.

En concreto, las monjas entregaron una carta que certifica la admisión de Expiración “a nuestra hermandad espiritual”, lo que permitirá a estos cofrades a partir de la fecha (15 de abril de 2019, día en que se cumplieron 75 años de la fundación de la cofradía) participar “tanto en la vida como en la muerte de todos nuestros bienes espirituales comunes y particulares de las misas, comuniones, vigilias, ayunos, abstinencias, obediencias, negaciones de la propia voluntad, votos, clausuras, silencios, austeridades, humillaciones y otras mortificaciones, y penitencias”.

Este hermanamiento responde al establecimiento de la iglesia de Santa María como sede de la salida procesional de la cofradía de Expiración el Viernes Santo de los últimos tres años. A raíz de elegir este templo como lugar de salida –principalmente por las dimensiones de los pasos y la dificultad de encontrar otra iglesia que permita su salida– la hermandad ha estrechado vínculos con las religiosas “y mantenemos una relación periódica con ellas a través de citas y entrevistas”, según ha trasladado la hermana mayor de la corporación, Elisa Montero, que suele presidir esos encuentros en el convento de Feduchy.

“Para nosotros ha sido una sorpresa muy grande, y es una tremenda alegría el hecho de que a partir de ahora la comunidad concepcionista rezará por nosotros, por la cofradía y también por la parroquia”, afirma Montero. A cambio, a la hermandad se le pide vivir “cristianamente rogando por la exaltación de la Iglesia Católica y demás necesidades de la Iglesia y por el bien y aumento espiritual de la santa comunidad”, según reza en el documento de hermanamiento.

Las monjas han entregado también un broche con la imagen de la Inmaculada, como el que ellas lucen en sus capas y que a partir de ahora “queremos que la Virgen lo lleve en su manto igual que ellas”, como ha indicado la hermana mayor de Expiración, una cofradía que en su 75 aniversario adquiere espiritualidad concepcionista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios