San Fernando ¿Cuántos usos se han propuesto para el Parque de la Historia y el Mar?

  • Antes del centro de formación de Navantia y de la industria digital se habló del campus del empleo, de la escuela de hostelería, del Ceimar, de un centro tecnológico naval y hasta de un museo de arqueología subactuática 

Una de las grandes salas de exposición del Parque de la Historia y el Mar. Una de las grandes salas de exposición del Parque de la Historia y el Mar.

Una de las grandes salas de exposición del Parque de la Historia y el Mar. / Román Ríos (San Fernando)

Al proyecto se le venía dando forma desde hacía ya tiempo pero fue en el verano de 2001 cuando la desaparecida Gerencia Municipal de Urbanismo dio un paso decisivo al expropiar los terrenos cercanos al Puente de Hierro y licitar la redacción del proyecto, que fue adjudicado a las pocas semanas.

Fue el comienzo de la fallida historia del Parque de la Historia y el Mar, una inversión millonaria que nada tiene que envidiar a la del controvertido tranvía en su azarosa y desventurada trayectoria, salpicada de errores políticos, retrasos y errores de gestión que –al estallar la crisis económica y sus devastadoras consecuencias– convirtieron al proyecto en el icono de la época de la 'burbuja' y los proyectos monumentales.

De aquel primer paso que dio el Ayuntamiento se cumplen ahora 18 años, aunque el Parque de la Historia y el Mar lleva la friolera de doce años terminado y sin haberse puesto en marcha jamás. Ahora, este equipamiento de 27.000 metros cuadrados y nueve millones de euros de inversión vuelve a estar en el punto de mira.

Su transformación en el centro de industrias digitales El Barco que Cavada pretendió durante el anterior mandato se ha dejado a un lado –de hecho,San Fernando ha llegado a perder incluso el millón de euros de la ITI que se manejaba para este proyecto, que se ha trasladado a El Puerto– para dar paso a otra propuesta: un centro de formación naval de Navantia ligado en gran medida al contrato de las corbetas que se construyen para Arabia en los cercanos astilleros isleños.

Pero no es la primera vez que el Parque de la Historia y el Mar ha cambiado su propuesta de uso. De hecho, a lo largo de la última década ha sido algo bastante habitual ya que, a ciencia cierta, ningún gobierno ha sabido muy bien qué hacer con estas instalaciones.

El proyecto se concibió originalmente como espacio de ocio y divulgativo vinculado al mar que el Ayuntamiento aspiraba a rentabilizar como recurso turístico. De ahí que buena parte del edificio sean las instalaciones de un enorme acuario en el que jamás ha nadado pez alguno. El resto se reparte en varias salas de exposiciones y dependencias auxiliares.

En 2013, y tras numerosas vicisitudes, el concurso público para adjudicar la explotación del Parque quedó desierto. En realidad, nadie esperaba su adjudicación. Así que desde entonces empezó seriamente a pensarse en otros usos posibles para reciclar estas costosísimas instalaciones, que solo en vigilancia cuestan al Ayuntamiento 180.000 euros anuales.

En realidad, un año antes, en 2012, se había lanzado ya la primera caña. José Loaiza, entonces alcalde, había propuesto ceder las instalaciones a la Universidad de Cádiz y a su proyecto del campus de excelencia Ceimar. La idea no prosperó.

Por entonces el PSOE defendía la posibilidad de que este edificio acogiera el Centro de Investigación Subacuática (CAS) y un futuro Museo Andaluz de Arqueología Subacuática, una propuesta que luego –en 2017– retomarían también los populares al barajarse el cambio de sede de estas instalaciones.

No fue la única propuesta que se puso sobre la mesa. Incluso se llegó a plantear la posibilidad de dar cabida en el Parque de la Historia y el Mar a la Escuela de Hostelería de la Diputación.

Tras quedar desierto el concurso, el gobierno municipal apela a la necesidad de modificar el deslinde actual al objeto de abrir este equipamiento a otros posibles usos vinculados al ocio y la hostelería.

Por entonces, la portavoz del PSOE y hoy alcaldesa, Patricia Cavada, lanza otra propuesta: convertir el edificio en un Centro Tecnológico Naval aprovechando su cercanía a Navantia. Fue la propuesta que plantearía de cara a las elecciones municipales de 2015, en las que consiguió la victoria.

Ese mismo año, y con el PSOE ya en la Alcaldía, se cambió de criterio para empezar a hablar del Campus del Empleo en el Parque de la Historia y el Mar con la ayuda de los fondos ITI. La propuesta se trasladó incluso a la primera experiencia de los presupuestos participativos e, incluso, se llegó a anunciar el futuro traslado del CADE (Centro Andaluz de Emprendimiento) a este nuevo escenario.

En 2016, no obstante, habría un nuevo cambio de uso propuesto para estas instalaciones: el del centro de industrias digitales que de la mano de la Agencia Idea aspiraba a aprovechar el tirón de las empresas punteras del sector que ya existen en San Fernando. Fue la propuesta que se defendió hasta que en el pasado mes de febrero la alcaldesa, Patricia Cavada, anunció la puesta en marcha del centro de formación de Navantia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios