San Fernando

El Parque de la Historia y el Mar cumple diez años sin levantar cabeza

  • Ningún gobierno ha conseguido en este tiempo dar uso a estas instalaciones

Instalaciones del Parque de la Historia y el Mar, fotografiadas ayer. Instalaciones del Parque de la Historia y el Mar, fotografiadas ayer.

Instalaciones del Parque de la Historia y el Mar, fotografiadas ayer. / román ríos

El Parque de la Historia y el Mar cumple la friolera de diez años desde la terminación de las obras sin que hasta el momento ningún equipo de gobierno haya conseguido darle uso -ni el que se pretendía en un primer momento ni ningún otro- y sin que su futuro siga estando claro. Los 27.000 metros cuadrados que ocupan estas instalaciones en las proximidades del Puente de Hierro en las que se invirtieron en torno a nueve millones de euros siguen completamente vacíos. Y de los últimos planes que el Ayuntamiento manejaba para dar salida a este monumental edificio -la adecuación de un centro de industrias digitales que daría cabida a varias empresas punteras del sector- nada se sabe desde hace más de un año.

Hace poco el PP puso en tela de juicio la viabilidad de este proyecto al advertir del carácter finalista de los fondos europeos que en su momento sufragaron buena parte de su construcción y al recordar al Ayuntamiento que la apertura del pretendido centro de industrias digitales precisaba también de la autorización de Costas, que tenía que dar su visto bueno al cambio de uso planteado. Trámites administrativos bastante engorrosos de los que tampoco había noticia, advertía.

A esas críticas ayer se sumó también Ciudadanos, que recordó el aniversario redondo del sonoro fracaso que ha supuesto en La Isla el Parque de la Historia y el Mar. Han pasado diez años desde que las instalaciones, en plenas vísperas de las elecciones municipales de 2007, se mostraran a los ciudadanos ya prácticamente terminadas. Y en el próximo mes de agosto se cumplirá también una década exacta de la simbólica 'botadura' del Parque de la Historia y el Mar, la constitución de un consorcio participado por la Fundación Cousteau que jamás llegó a funcionar. Todavía, sin embargo, no se sabe qué hacer con estas enormes instalaciones llenas de acuarios y amplias salas de exposiciones en las que el paso del tiempo, irremediablemente, ha empezado ya a hacer mella y que al año le cuestan a las arcas municipales 150.000 euros que se van únicamente en pagar una vigilancia a todas luces necesarias para garantizar la conservación del inmueble. Toda tentativa que se ha puesto en práctica -hasta ahora- se ha chocado de bruces con la realidad. Y el proyecto del Parque del Mar parece imposible de reflotar. En julio de 2013, la concesión que se licitó desde el Ayuntamiento para intentar abrir sus puertas quedó desierta. Ninguna de las empresas del sector que trabajan con este tipo de equipamiento vio rentable la operación. Los números no cuadran y el Parque, para que no fuera deficitario, precisaría de una afluencia de visitas que está muy lejos de las previsiones.

Aunque ya, la idea de explotar los acuarios y el museo dedicado al mar prácticamente se descarta. No obstante, el prolongado silencio que se mantiene en torno al proyecto del centro de industrias tecnológicas ha empezado a despertar las críticas de la oposición, que teme que el Parque de la Historia y el Mar se quede otra vez en nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios