San Fernando

El CSIF reclama más personal para la Oficina de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de San Fernando

  • El sindicato considera necesario más trabajadores para garantizar la calidad de este servicio municipal 

  • Actualmente solo cuatro personas atiende la ingente demanda ciudadana

Puerta de la sede de Alcaldía, donde está la Oficina de Atención a la Ciudadanía. Puerta de la sede de Alcaldía, donde está la Oficina de Atención a la Ciudadanía.

Puerta de la sede de Alcaldía, donde está la Oficina de Atención a la Ciudadanía. / Román Ríos

Más personal para la oficina de Atención al Ciudadano. Es lo que exige la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de San Fernando exige al Gobierno municipal "para poder garantizar un servicio de calidad". Los representantes sindicales de la plantilla municipal recuerdan que actualmente este servicio de Atención al Ciudadano es atendido por "solo cuatro personas", con una de ellas, además, con reducción de jornada.

Esta situación, lamentan, contrasta con el servicio para atender las demandas del ciudadano que desarrollan otras administraciones locales. De ejemplo, el CSIF pone en su denuncia a El Puerto de Santa María, donde "hay diez trabajadores para una población ligeramente menor". Esta falta de personal hace, a su juicio, que sea "humanamente imposible asumir la carga de trabajo que se acumula en estas dependencias, tan fundamentales para el ciudadano". No es la primera vez que se advierte de la situación de este departamento.

Según el sindicato, que alude a la denuncia de la propia plantilla, cada día a primera hora de la mañana se producen largas colas en la calle Real, a las puertas de la sede de Alcaldía, donde también se ubican Servicios Generales, entre otras departamentos. El objetivo de estas personas que esperan pacientemente a que abran las dependencias municipales es coger un número para ser atendidos por este servicio antes de que estos se agoten.

En el comunicado remitido, el CSIF también se hace eco de los momentos de tensión que las demoras y la dilatación de la tramitación provoca en los usuarios. Los trámites, detallan, se antojan interminables, por lo que los ciudadanos descargan su enfado en los trabajadores, algo que "se convierte en desgraciadamente habitual". De hecho, los empleados de la Oficina de Atención al Ciudadano viven a menudo episodios violentos, increpados cada vez que se levantan de su puesto para ir al servicio o a hacer una simple fotocopia. "La plantilla ha de realizar sus funciones bajo un estrés constante y una sobrecarga de trabajo excesiva, que podrían desembocar en bajas laborales que solo empeorarían la situación", deja claro la representación sindical.

Desde CSIF se quiere defender públicamente el "trabajo ímprobo" de los trabajadores de estas dependencias y pide a la ciudadanía comprensión por los retrasos, las colas y demás inconvenientes, "que no son por culpa de los trabajadores a los que les está costando su salud", sino por culpa del Ayuntamiento de crear servicios sin dotarlos. Se refieren a que la Oficina de Atención al Ciudadano no cuenta con una relación de puestos de trabajo aceptable, sino que cuando se puso en marcha lo hizo absorbiendo el personal del Registro Municipal.

"Un ciudadano, que tarda tres horas en ser atendido y ve que hay mesas vacías, puede creer que los empleados municipales están evitando realizar su trabajo, pero la realidad es que dichas mesas están vacías porque no hay personal que las ocupe", aclara.

Ante estos problemas, el sindicato reclama a la alcaldesa, Patricia Cavada, que "muestre una gestión eficaz de los servicios públicos y cuide a su personal, dotando a la Administración local de una plantilla suficiente para la correcta atención al ciudadano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios