PUERTO REAL

La Villa homenajeó a la Policía Local y al profesor Iglesias en su 537 aniversario

  • El Teatro Principal volvió a abrir sus puertas para celebrar el acto institucional del Día de la Villa

Representantes de la corporación municipal posaron en la foto de familia junto a los homenajeados Representantes de la corporación municipal posaron en la foto de familia junto a los homenajeados

Representantes de la corporación municipal posaron en la foto de familia junto a los homenajeados / J.A.T. (Puerto Real)

Puerto Real cumplió el pasado fin de semana con una de las celebraciones más destacadas del municipio: el Día de la Villa. Aunque fue el 18 de junio cuando la ciudad sumó un año más a los 537 que han pasado desde que los Reyes Católicos fundasen la Real Villa en 1483, la delegación de Participación Ciudadana decidió retrasar los actos unos días para que tuviesen lugar fuera del estado de alarma y, aún condicionados por los protocolos de seguridad, celebrarlos en la nueva normalidad.

Al mediodía del pasado sábado el Teatro Principal volvía a abrir sus puertas para acoger el acto institucional que sirvió, en primer lugar, para dar lectura a una declaración aprobada por todos los grupos políticos. La alcaldesa, Elena Amaya, repasó la historia de la Villa desde sus orígenes hasta la actualidad, haciendo una parada ineludible en los últimos meses en los que Puerto Real, como todos los municipios, ha vivido momentos complicados a causa de la pandemia del coronavirus. “Ahora el reto inmediato será convertir las debilidades en fortalezas y, tal y como hicieron nuestros antepasado, salir de esta crisis de la única manera que podemos salir: todos unidos y con más fuerza”, dijo Amaya.

El profesor Iglesias tras ser nombrado Hijo Predilecto de Puerto Real El profesor Iglesias tras ser nombrado Hijo Predilecto de Puerto Real

El profesor Iglesias tras ser nombrado Hijo Predilecto de Puerto Real / C.P. (Puerto Real)

A partir de ahí comenzaron los reconocimientos. El primero de ellos fue para el profesor Juan José Iglesias Rodríguez, Catedrático de Historia Moderna en la Universidad de Sevilla, que fue nombrado Hijo Predilecto de Puerto Real. “Si ser hijo de esta tierra ya es un orgullo, imaginad lo que supone para un puertorrealeño gozar de la predilección de los suyos. No hay palabras suficientes para expresar la emoción que ahora siento”. Con estas palabras comenzó Iglesias su discurso de agradecimiento tras colocarse el mismo la medalla de la ciudad, ya que debido al protocolo de distanciamiento no pudo hacerlo la alcaldesa.

Iglesias tuvo palabras de agradecimiento para su familia al completo, sus amigos y profesores y, en particular, para una ciudad que es “el rumbo de mis pasos, el horizonte de mi mirada, la meta de mis anhelos más sentidos. Pronunciaré siempre tu nombre con orgullo, a boca llena. Te debo la vida y a ti te la consagro. Hacia a ti camino, Puerto Real”, finalizó el profesor haciendo uso de la poesía, que también le apasiona.

La alcaldesa entregó la medalla de la ciudad al Inspector Jefe de la Policía Local, Francisco Carlos Moreno La alcaldesa entregó la medalla de la ciudad al Inspector Jefe de la Policía Local, Francisco Carlos Moreno

La alcaldesa entregó la medalla de la ciudad al Inspector Jefe de la Policía Local, Francisco Carlos Moreno / C.P. (Puerto Real)

El otro reconocimiento que se ofreció en el acto fue a la Policía Local de Puerto Real, que recibió la Medalla de la Ciudad como reconocimiento a su extensa trayectoria, de la que ya hay constancia en el archivo municipal desde mediados del siglo XIX. La alcaldesa entregó la medalla al Inspector Jefe de la Policía Local, Francisco Carlos Moreno, quien sumó fuerzas para no faltar al reconocimiento del cuerpo que dirige desde hace décadas. A él se le entregó una distinción cargada de deseos de pronta recuperación. En su nombre tomó la palabra el Subinspector Jefe Accidental, José María Repiso.

José María Repiso, subinspector Jefe Accidental de la Policía Local José María Repiso, subinspector Jefe Accidental de la Policía Local

José María Repiso, subinspector Jefe Accidental de la Policía Local / C.P. (Puerto Real)

En el discurso repasó algunos de los momentos más destacados de la historia de un cuerpo “que nace de la evolución de los serenos y alguaciles, que con la llegada de la Democracia centró su función en la asistencia al ciudadano”, explicó Repiso. El Subinspector no pudo evitar centrarse en los complicados momentos que se han vivido durante los últimos meses “donde lo habitual ha sido descargar camiones de alimentos o hacer la compra de personas mayores. Gracias a mis compañeros porque han ido más allá de lo que como agentes de la autoridad se les exige. Han estado a la altura con un plus de motivación que haría sentirse orgulloso a cualquier jefe que se precie”, finalizó Repiso antes de hacer un llamamiento a la responsabilidad, porque “todavía no nos hemos librado de esta lacra”. Tras el acto, homenajeados y la corporación municipal participaron en una foto de familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios