Pandemia y propaganda

Parece como si el Gobierno, tras el fracaso de Madrid, se hubiera empeñado en dar sólo buenas noticias y haya dejado a las autonomías el papel de malo de la película.

Prevenir la próxima pandemia

El mundo necesita herramientas globales para evitar que una próxima pandemia (algo más que posible) vuelva a sorprender a la humanidad desprevenida.

El excesivo uso del globo sonda

En cuestiones como el peaje de las autopistas el Gobierno da la sensación de ir al remolque de la opinión pública, sin ideas propias o sin convicción para impulsarlas.

Una irresponsabilidad peligrosa

El fin del estado de alarma priva a las comunidades del paraguas jurídico para combatir la pandemia y deja a los jueces decisiones que competen a la política.