Un curso de crispación

El balance del curso que hicieron ayer Gobierno y oposición es un episodio más del clima irrespirable que se ha instalado en la política española.