DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

En progreso

La repanocha sería que alguien en el Rectorado les prestase atención en lugar de mandarlos a por tabaco

Amediados de los años 50 en la universidad hubo una revuelta estudiantil para pedir democracia en España que terminó con una serie de jóvenes en la cárcel, varios de ellos hijos de los ganadores de la guerra. A finales de los 60 en París , en Berkley y en otras universidades los estudiantes querían cambiar el mundo(la imaginación al poder, haced el amor no la guerra, debajo de los adoquines está la playa). Los que estuvimos en la universidad en los años 70 nos movilizábamos al grito de "libertad, amnistía, estatuto de autonomía" lo que trajo algunos heridos e incluso dos muertos. A finales de los 80 y principios de los 90 en Cádiz los estudiantes apoyaron con ardor la creación del campus del Río San Pedro con Ramón Gutiérrez Toscano ("el eterno estudiante de Huelva" dijo de él Fernando Quiñones) al frente de la Delegación de Alumnos. Como todo es susceptible de empeorar el secretario del consejo de alumnos de la UCA se preocupa por los aparcamientos junto al cinturón universitario de Cádiz ya que los precios de Santa Bárbara, Tenis, Valcárcel y Campo de las Balas son elevados para sus posibilidades, según ha explicado. El sueño de la razón produce monstruos. Hemos pasado de pedir "el hijo del obrero a la universidad" a que los chavales vayan a clase en su coche particular. Se pensaba que el carril bici serviría para que los jóvenes fueran en bicicleta a la facultad, en el estereotipo de universitario bohemio que todos tenemos en la cabeza. Resulta que o bien el nivel de vida ha subido tanto que ahora todos los alumnos tienen coche o es que el tipo que los representa se dedica más a hacer política del PP usando el cargo para el que fue elegido por los estudiantes. Al fin y al cabo la historia es acumulación de progreso, el tal Cervilla querrá prosperar en el PP como hacen los de Nuevas Generaciones, a imagen y semejanza de los que mandan en su partido. Eso se llama hacer méritos. Quizás es que hay un clamor en la universidad gaditana de alumnos motorizados con problemas de aparcamiento. No deben tener problemas con los planes de estudio, con las fechas de los exámenes, con los lugares para estudiar, con la ubicación de las facultades, con los programas de empleo para los egresados, con las matrículas, con los programas de becas y todo lo demás. El verdadero problema es el precio de los aparcamientos, no el nivel académico. La repanocha sería que alguien en el Rectorado les prestase atención en lugar de mandarlos a por tabaco. Que se pongan a estudiar y usen el transporte público.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios