DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Procesiones en la II República

En 1932 ninguna cofradía salió en Cádiz. En ese año, en Sevilla, solo salió la Virgen de la Estrella

Cumpliendo con lo ofrecido el pasado sábado, paso a contar lo que ocurrió con las procesiones de la Semana Santa, durante la II República. Para ello dispongo, además de con mis muchos papeles de cofradías, con la colaboración de la hemeroteca de Diario de Cádiz, que desde 1867, día a día, nos cuenta lo que pasa en nuestra ciudad. Sabido es que la II República se proclama en 14 de abril de 1931 y duró hasta el 1º de abril de 1936. En 1931, como el Domingo de Ramos cayó el 29 de marzo (ya que la Semana Santa depende, en su fecha de cada año, de la 1ª luna llena de primavera, oscilando del 22,03 al 25,04), las cofradías hicieron su estación de penitencia sin ningún sobresalto. Así salieron Piedad, Angustias, Ecce Homo, Humildad y Paciencia, Vera Cruz, Nazareno, Buena Muerte y Santo Entierro. Se echa en falta a dos históricas como son la V.O.T. y Afligidos, probablemente porque hacían en muchas ocasiones juntas la estación de penitencia. No obstante, en mayo de 1931 sacaron el Cristo de Vera Cruz a la Plaza de San Francisco, y no precisamente para darle culto. En 1932, ninguna cofradía salió en Cádiz. En ese año, en Sevilla, solo salió la Virgen de la Estrella.En 1933, el 14 de abril, 2º aniversario de la República coincidió con el Viernes Santo y, de acuerdo con la autoridad eclesiástica, las cofradías acordaron no efectuar su salida y organizar cultos en el interior de las iglesias. Los cultos a la Buena Muerte, estuvieron cargados de tensión: el Cristo fue colocado en el suelo, para recibir la adoración de los fieles y de madrugada se realizó un Vía Crucis en el interior de la iglesia. 1934, fue otro año sin procesiones. El rumor era que la Buena Muerte saldría, pero se limitó a procesionar dentro del templo. Igual ocurrió con el Nazareno y cuenta el Diario que no se puso el "paso" en la iglesia, porque los exaltados eran capaces de sacarlo a la calle. Afligidos y Piedad, estuvieron, uno colocado sobre sus andas y otro, extendido sobre el presbiterio. En 1935, vuelven las cofradías a la calle. Téngase en cuenta que a la sazón gobernaba la derecha. Salieron a partir del Miércoles Santo, Humildad y Paciencia, La Piedad y la Virgen del Caminito. El jueves Afligidos, con la Virgen de las Lágrimas de la Columna, el Nazareno; el viernes, Buena Muerte, Santo Entierro y Virgen de la Soledad, con el Cristo de la Expiración. A la procesión del Nazareno, le arrojaron petardos y a la de la Buena Muerte clavos y chinchetas. En 1936, tampoco hubo procesiones y solo una gran afluencia a los templos. El 9 de marzo, se produjo un ataque a la Iglesia de Santa María, y destruyeron todos los enseres e imágenes. Un vecino, salvo la cabeza y manos de la imagen del Nazareno, que es la que hoy se conserva.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios