Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Pemán y Alberti

EN el carnaval de 1981 Rafael Alberti llegó a la plaza de San Antonio vestido de marinero para pronunciar el pregón que le había encargado la Comisión Ciudadana de Fiestas. Al llegar salió a su encuentro José María Pemán, cuya casa está en la esquina de Veedor. En presencia del doctor Antonio Cortés Sabariego, padre del pintor Hernán Cortés, se dieron un abrazo que inmortalizó Kiki para la posteridad. Aquella foto se interpretó como la reconciliación de las dos Españas, la que se alzó en armas en julio de 1936 representada por Pemán, miembro de la Junta Técnica de Burgos y autor del célebre "Poema de la Bestia y el Ángel" elogio del Levantamiento. Y la España de la República, representada por el militante comunista Rafael Alberti que permaneció 36 años en el exilio al finalizar la guerra. Aparte del indudable simbolismo de la imagen, lo cierto es que Pemán y Alberti habían mantenido una intensa correspondencia a lo largo de los años y se habían encontrado en varias ocasiones. Supongo que será una leyenda urbana que Alberti visitó España de incógnito durante su exilio gracias a las gestiones de Pemán, pero sí es verdad que mantuvieron una intensa relación y que se habían reunido al menos en dos ocasiones según refleja el autor de "El divino impaciente" en sus diarios. La primera vez en Argentina en 1948. La segunda vez en París en 1956. Pemán le dedicó un poema a Alberti que leyó en la Academia de la Lengua en 1954 "que aquí no tenemos amos Rafael, que te guardamos tu sitio a ti, para ti" a lo que correspondió tiempo después el portuense con un dibujo dedicado que se conserva en los archivos de la Casa Pemán , plaza de San Antonio. En 1950 Pemán publicó en el ABC un artículo elogioso a la figura literaria de Alberti. Por lo visto se habían conocido en una lectura poética del autor de "Marinero en tierra" en un lejano 1930, desde entonces se trataron con respeto y admiraciónn más de lo que nadie pudiera pensar. José María Pemán se adhirió al homenaje que le tributaron en París en 1966 bajo el impulso del Partido Comunista, motivo de la exposición EXILIARTE que se inauguró en el Palacio de la Diputación y ahora se exhibe en el Instituto Cervantes de París, con las pinturas cedidas en su día para el acto. Incluso en 1977 Pemán llegó a firmar un escrito donde pedía la legalización del PCE. Todos estos datos aparecen "Pemán, un trayecto intelectual desde la extrema derecha hasta la democracia" de Javier Tusell y Gonzalo Álvarez Chillida. Viene a cuento porque con nocturnidad y alevosía se le ha quitado el nombre del dramaturgo gaditano al teatro de verano (en ruinas) y nos anticipan que se le va a quitar la placa realizada por Vasallo en la casa donde nació.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios