Provincia de Cádiz

Los transportistas doblarán su presencia en la autopista AP-4 libre de peaje

  • Cerca de 900 camioneros utilizan cada día esta vía de salida de Cádiz y se dejan cada añoen el peaje 450.000 euros

  • Los autobuses temen un incremento del tráfico que redunde en más retenciones

Dos camiones circulan por uno de los accesos a la AP-4 en Jerez. Dos camiones circulan por uno de los accesos a la AP-4 en Jerez.

Dos camiones circulan por uno de los accesos a la AP-4 en Jerez. / Vanesa Lobo

La liberación de la autopista del Sur, la AP-4, beneficia, entre otros, al sector del transporte, que lleva toda la vida pagando un peaje que Javier Lobato, secretario de la asociación de transportistas de la provincia de Cádiz, calcula en 450.000 euros al año, lo que reduce sus márgenes de beneficio y también su competititvidad.

Aunque reconocen que no han hecho un estudio pormenorizado, los datos de la asociación apuntan a que cada día pasan por el peaje de la AP-4 en torno a 900 camioneros, “muchos menos de los que podrían y que a partir del día 1 podrán atravesar la frontera entre provincias sin pagar nada, “como ocurre en casi todas las provincias de España”.

El tráfico del transporte por carretera posiblemente se doblará a partir del día 1, ya que existen dos vías alternativas que todavía se siguen utilizando para evitar el peaje, pese a que una de ellas, la que une la Sierra de Cádiz con Antequera para enlazar con Andalucía oriental tiene tramos de carril único y con muchas curvas que los hacen sumamente peligrosos, “además del incremento de emisiones y coste mediomabiental que supone”.

La otra vía es el uso de la N-IV que tiene pendiente un desdoble entre Los Palacios y el aeropuerto de Jerez que ni siquiera está presupuestado, pese a ser una vieja promesa de Fomento, estuviera el partido que estuviera al frente del departamento. Esta carretera se ha ido adecuando y se han ido eliminando algunos de los tramos más peligrosos, como el de El Cuervo, con la ampliación de carriles.

“Durante mucho tiempo esta carretera ha sido un calvario, pero muchos de los transportistas la elegían porque los márgenes de beneficio eran muy escasos”. Tanto uno como otro encuentran en la autopista una salida mucho más cómoda, barata y lógica. “Tras todos estos años de promesas incumplidas, verlo tan cerca es un verdadero alivio para el sector”.

Exceso de tráfico

Sin embargo, hay un temor que sobrevuela entre los transportistas y es que la autopista no pueda absorber la cantidad de nuevo tráfico que se avecina, por lo que Lobato menciona arreglos que se pueden hacer a corto plazo, como el acondicionamiento del cruce de Las Cabezas. Sobre el desdoble de la N-IV es más escéptico, ya que sabe que no llegará a medio plazo, pese a considerarlo necesario.

En un principio, augura Lobato, “yo creo que no va a haber retenciones de lunes a viernes, que es cuando suelen circular la mayor parte de los camiones, pero sin duda en época estival, cuando hay un gran flujo de vehículos, sobre todo de Sevilla a la costa Noroeste de Cádiz, a Sanlúcar, Chipiona y Rota, supongo que será inevitable, como ya podemos ver cada verano con peaje. Sin peaje será igual. Pero el embudo está ahí, en Las Cabezas. ese es el lugar en el que hay que actuar”.

Estos atascos empezaron a producirse a raíz del abaratamiento del peaje planteado por el Gobierno de Aznar tras la prórroga de 1997. Ocho años después se liberó el tramo de peaje entre Jerez y Cádiz, con un coste para la Junta de 72 millones que hasta este mismo año se ha estado pagando.

A Ángel Juan Pascual, responsable de Transportes Rico, y que también cuenta con la concesión de Secorbús, los autobuses de largo recorrido que unen Andalucía con el norte del país, la preocupación no es tanto el peaje, “que es justo que se elimine y que va a suponer un abaratamiento de costes, aunque tampoco algo significativo”, sino en el mantenimiento que vaya a tener.

Los autobuses de Ángel Juan Pascual pasan cada día por el peaje siete veces al día, “lo que compensado entre unos 50 pasajeros no es una cantidad significativa que haga plantearnos una reducción de tarifas, contando con que en viajes largos nuestras tarifas ya son bastante asequibles”.

Los otros servicios que prestan sus empresas, como el caso de Autobuses Rico, son los discrecionales, que, naturalmente, todos pasan allí porque prestamos al cliente un servicio lo más rápido y seguro posible”. Ahí pone en la balanza si el incremento del tráfico, sobre todo del tráfico pesado, pudiera llegar a alargar los tiempos de trayecto, “aunque pienso que no sucederá, pero es una posibilidad”.

Ante eso, pide más inversión, no sólo en mantenimiento sino en concretar plazos en el desdoble de la N-IV. Con toda la obra que ya está culminando en la SE-40 y que se ha abierto en parte durante estos días sería “un cambio radical en aproximar una provincia periférica, que durante muchos años ha sufrido el peaje, a los grandes centros logísticos nacionales, lo que supondrá un indudable impulso. Igual que sucederá con el turismo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios