Sigue la incógnita sobre las investiduras en El Puerto y Puerto Real La duda se va a los Puertos

  • El PP sigue sin cerrar un pacto con Ciudadanos para amarrar la Alcaldía de El Puerto mientras que Podemos presiona al PSOE para conservar Puerto Real

Germán Beardo (PP) fue el candidato ganador de las elecciones municipales en El Puerto. Germán Beardo (PP) fue el candidato ganador de las elecciones municipales en El Puerto.

Germán Beardo (PP) fue el candidato ganador de las elecciones municipales en El Puerto. / Andrés Mora

A pocas jornadas de que el próximo sábado echen a andar los nuevos ayuntamientos emanados de las urnas, la incógnita sobre la identidad de la persona que ocupará la Alcaldía se mantiene sobre un puñado de municipios gaditanos. Y entre ellos hay dos que, por el peso de su población, adquieren un protagonismo claro: El Puerto de Santa María, donde el PP sigue sin cerrar un acuerdo con Ciudadanos que le dé tranquilidad, y Puerto Real, donde Podemos ha iniciado una ofensiva para intentar evitar que un acuerdo entre el PSOE y Andalucía por Sí (AxSí) le aparte de este Alcaldía.

El 26 de mayo las urnas situaron de nuevo al PP como la fuerza más votada en El Puerto, pero, a diferencia de lo ocurrido cuatro años atrás, las izquierdas no suman ahora para arrebatarle la Alcaldía al candidato vencedor, que fue el popular Germán Beardo O, mejor dicho, las izquierdas no suman... salvo que convenzan a Ciudadanos. Porque la formación naranja que lidera Curro Martínez sabe desde la misma noche electoral que tiene la llave de la gobernabilidad, pero sigue sin darle uso a esa llave, a la espera de que órganos superiores del partido le marquen la línea a seguir.

En El Puerto el alcalde será Germán Beardo salvo que en la investidura del sábado la candidatura del actual alcalde en funciones, el socialista David de la Encina, logre el apoyo de los concejales del PSOE, Adelante y Cs. Desde las filas socialistas ya hubo un primer contacto con el entorno de Ciudadanos, aunque nada quedó concretado.

En las últimas horas se ha asentado cierto pesimismo en la izquierda portuense, que viene asegurando que el PP y Cs ya tienen un acuerdo cerrado en El Puerto, algo que sin embargo se desmiente abiertamente desde estas dos fuerzas políticas.

En cualquier caso, lo que sí parece claro es que si Beardo llega el sábado a la Alcaldía gobernará en minoría. Y es que a estas alturas el PP ni siquiera se ha dignado a llamar a Vox para sondear la opción de un gobierno tripartito, según confirmaba ayer Juan Carlos Sanz, presidente provincial del partido de Santiago Abascal y además candidato de este partido a la Alcaldía de El Puerto.

En un salón de plenos en el que la mayoría absoluta está fijada en los 13 concejales, el PP iniciará este mandato con nueve ediles. Y si termina cerrando un acuerdo de gobierno con los dos representantes de Cs, sumarían 11, a dos aún de esa barrera que concede tranquilidad al gobierno local. Y esos dos concejales podrían ser fácilmente los de Vox, aunque nadie parece querer el apoyo de este partido. “Nadie nos ha llamado para conversar. Yo no lo entiendo sobre todo porque tendrían que ser ellos los más interesados en que al menos haya buena sintonía. Pero, en fin, ellos sabrán”, dijo el presidente provincial del Vox en referencia al PP portuense.

De cara a la investidura del sábado Juan Carlos Sanz adelanta que, salvo que el partido dictamine lo contrario, la intención de Vox será votarse a sí mismo “porque no le vamos a dar gratuitamente nuestro apoyo a nadie”.

Y si en El Puerto está la situación un tanto enrevesada, la misma o mayor dosis de incógnita hay aún en Puerto Real. Allí la situación de inicio es que el podemita Antonio Romero, ganador de estos comicios, se mantendrá en la Alcaldía salvo que sea apartado por medio de un acuerdo entre el PSOE y Andalucía por Sí (AxSí) que le dé el puesto de máxima responsabilidad municipal a la socialista Elena Amaya. Y esta opción, que en ningún caso puede darse por imposible, ha puesto en pide de guerra a Podemos, que tras amarrar la continuidad de Kichi en Cádiz necesita conservar la segunda de las dos alcaldías que tenía en la provincia.

Y si la semana pasada era la parlamentaria andaluza Ángela Aguilera la que advertía que el PSOE estaba preparando “una pinza vergonzosa con la derecha” para arrebatarle esta Alcaldía a Podemos, ayer fue el coordinador provincial de la formación morada, José Ignacio García, quien se sumó a esta ofensiva. Así, el político jerezano dijo que los votantes del PSOE “no entenderían que entre fuerzas progresistas nos pusiéramos a quitarnos alcaldías”. Y dejó una pregunta en el aire con cierto aroma a revancha: “¿Entenderían los socialistas que nosotros le quitáramos la Alcaldía de Jerez a Mamen Sánchez para dársela a la derecha?”.

En cualquier caso el coordinador provincial de Podemos tiró de optimismo al mostrarse convencido de que Antonio Romero conservará la Alcaldía puertorrealeña “porque la gente sensata que hay en el PSOE no permitirá que ese partido pacte con la derecha en Puerto Real”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios