Aspira a ser supervisor de obras del Profea El alcalde de Torre Alháquime ingresa en una bolsa de trabajo de la Diputación, donde trabaja como asesor

  • Pedro Barroso supera las pruebas para ser supervisor de obras del Profea, aunque por ahora seguirá centrado en la política

Pedro Barroso, fotografiado el pasado mes de julio a las puertas del Ayuntamiento de Torre Alháquime. Pedro Barroso, fotografiado el pasado mes de julio a las puertas del Ayuntamiento de Torre Alháquime.

Pedro Barroso, fotografiado el pasado mes de julio a las puertas del Ayuntamiento de Torre Alháquime. / Ramón Aguilar

Pedro Barroso Salas, alcalde socialista de Torre Alháquime, ha ingresado recientemente en una bolsa de trabajo impulsada por la Diputación de Cádiz, institución en la que curiosamente el propio regidor trabaja como asesor desde hace más de cuatro años.

En concreto, y tras superar una serie de pruebas tanto teóricas como prácticas, Pedro Barroso figura en una bolsa de trabajo elaborada por la Diputación para la contratación como personal laboral no fijo o como funcionario interino de un número indeterminado de supervisores de las obras de construcción del plan Profea impulsado por esta institución provincial. Barroso aparece en el puesto 24 de una lista que incluye hasta 54 candidatos a ser supervisores de estas obras, según recoge el listado definitivo publicado por el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) del pasado 16 de octubre.

El alcalde de Torre Alháquime ha asegurado que su ingreso en esta bolsa de trabajo es legal, ha negado que haya recibido cualquier trato de favor y ha dejado claro que, en el caso de que lo llamaran de la Diputación para asumir este puesto de trabajo, algo que hasta ahora no ha sucedido, renunciaría al mismo "porque mi prioridad es y seguirá siendo la mejora de mi pueblo".

Pedro Barroso Salas accedió a la política en junio de 2015, cuando ganó con mayoría absoluta las elecciones municipales celebradas en Torre Alháquime. Casi de inmediato Irene García lo contrató como personal de confianza del nuevo gobierno socialista de la Diputación gaditana. En las elecciones locales del pasado mes de mayo Barroso ganó con más claridad aún, arrasando en las urnas y logrando seis de las siete plazas de concejales que estaban en liza. Y a renglón seguido Irene García lo incluyó de nuevo en la relación de asesores. El regidor torreño, que no cobra de su Ayuntamiento, percibe un sueldo bruto de la Diputación de 39.000 euros anuales.

Fue el pasado mayo cuando el gobierno de la Corporación provincial inició con carácter de urgencia el proceso para contar con estos supervisores de las obras del Profea repartidas por todo el territorio gaditano. Pedro Barroso terminó en el puesto 24 de esa relación tras lograr una nota de un 6 en la prueba práctica –lo que le dejaba en el puesto 38– y mejorar mucho en la prueba teórica, donde logró la quinta mejor nota con un 8,50.

Barroso reconocía ayer que, por su condición de alcalde y asesor, su inclusión en esta bolsa de trabajo "puede parecer llamativa" pero defendió su honestidad. "Yo antes de entrar en política ya había trabajado como supervisor de obras y me enteré de la existencia de estas plazas a través de compañeros míos del sector. Consulté y me dijeron que podía presentarme, que era legal. Así que me inscribí, documenté toda mi experiencia anterior y he ido superando las pruebas", subraya el alcalde torreño, que aclara: "Ahora estoy centrado en la política y en mi pueblo, que me absorbe las 24 horas del día, pero tengo que velar por el futuro porque soy padre de familia".

Barroso niega con rotundidad que haya habido trato de favor en este proceso "porque si hubiera sido así habría acabado entre los diez primeros de la lista y no en el puesto 24". Y aprovecha para criticar la nueva legislación que impide a los alcaldes de pueblo tener un sueldo "decente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios