Pedro Barroso (PSOE), alcalde de Torre Alháquime

“Está prohibido rendirse, hay que respirar y tirar adelante por el bien de los vecinos”

  • Pedro Barroso inicia su segundo mandato como alcalde del tercer pueblo más pequeño de la provincia l Arrasó en las urnas con un 78% de los votos consiguiendo seis de los siete ediles

El alcalde socialista Pedro Barroso arrasó consiguiendo seis de los siete ediles del Consistorio. El alcalde socialista Pedro Barroso arrasó consiguiendo seis de los siete ediles del Consistorio.

El alcalde socialista Pedro Barroso arrasó consiguiendo seis de los siete ediles del Consistorio. / Ramón Aguilar

Los vecinos de su pueblo, Torre Alháquime, le han dado carta blanca para su segundo mandato. Pedro Barroso (PSOE) lleva cuatro años como alcalde. En las últimas elecciones municipales arrasó, consiguiendo seis ediles de los siete que conforman la Corporación Municipal.

–¿Por qué se metió en política?

–Es una cosa que llevo en la sangre. Mi padre me inculcó ayudar a los demás, sentir mi pueblo, que aunque es pequeño tiene mucha historia. Él se presentó a las primeras elecciones democráticas como candidato del PSOE. Tiene 82 años, es mi referente y me enseñó unos valores que sigo manteniendo en política como son la honestidad, la humildad y la honradez. Yo llevo afiliado al PSOE desde que tenía 20 años. He sido secretario general de mi agrupación 12 años, concejal en la oposición. Por un tiempo di un paso atrás porque creía que era conveniente. También estuve como concejal en el último mandato de Manolo Morilla (IU). En 2015, Noelia Ruiz, la anterior alcaldesa socialista no iba a presentarse por distintos motivos y me tocó a mí, que había sido referente del partido.

–Inicia su segundo mandato con un apoyo aplastante, el más alto de la provincia, ¿qué pensó?

– Pues que el porcentaje de votos que hemos sacado es la evidencia del gran trabajo que se hace. Ahora hemos revalidado la confianza de los vecinos con un 78% de los votos, el porcentaje más alto en la provincia. Nos hemos quedado a cuatro o cinco votos de conseguir los siete ediles que tiene la Corporación. No sólo es un trabajo de infraestructuras y de acondicionamiento del pueblo sino de atención a las personas, de respeto a ellas. De entender que un alcalde es uno más, un trabajador eventual del Ayuntamiento, que en un momento está gestionando los problemas de los vecinos. El resultado habla de una labor política de ejecución de proyectos, pero también de una labor personal hacia los vecinos, de entendimiento a los problemas que te están planteando. Muchas veces uno olvida la familia y muchas cuestiones personales por lo que te motiva, que es transformar tu pueblo y dar calidad de vida. Agradezco que una persona mayor me diga que hace falta un pasamanos o un niño me diga lo bien que está el parque. Date cuenta que cuando entramos había un parque infantil para ciento y pico de niños. Hoy hay tres. Zonas verdes no había ninguna y parque saludable tampoco. Hoy sí y eso lo agradecen los vecinos, al igual que el respeto hacia ellos.

–Por chiripa se queda este Ayuntamiento sin oposición. Sólo tendrá en frente a un edil del PP.

–No me preocupa la oposición. Me preocupa que no entendamos el mandato del pueblo: que sigamos trabajando, motivando, que sigamos pensando en el pueblo. Yo no tengo problemas con la oposición, es uno. Le digo que venga con proyectos, con ideas, que fiscalice lo que hacemos. Somos transparentes y así los datos lo dicen. A mí me importa más que no entendamos el lenguaje de la gente.

–¿Qué presupuesto tiene este pueblo?

–Unos 630.000 euros. La deuda viva la tenemos a cero. Es el presupuesto más pequeño de la provincia. Somos el tercer pueblo más pequeño de la provincia. Imagínate con este presupuesto cómo se subsiste. Lo hacemos con mucho esfuerzo, siendo austeros. Por ejemplo, el teléfono que llevo es mío y yo no cobro de este Ayuntamiento (hasta ahora su sueldo provenía de Diputación por ser cargo de confianza del gobierno de Irene García). Sólo dos concejales cobran al 50%, cuyas nóminas suman en total 30.00 euros al año. Todo se basa en tener una política, entendiendo el servicio público como lo que es. Primero están los ciudadanos, y luego nosotros. Ahí está mi despacho lleno de números y teniendo un lema, que está colgado en esa pared: “Prohibido rendirse, respira y sigue adelante por el bien de los vecinos”. Ese es el lema para un alcalde de un pueblo pequeño. La burocracia es la misma para todos los pueblos, sean pequeños o grandes, pero el personal técnico no. Date una vuelta y mira: tenemos un policía local, un vigilante por la tarde, una trabajadora en el registro y un funcionario que lleva de todo. Con la suerte de que en este ejercicio hemos tenido superávit en las cuentas, que significa que el trabajo se hace bien. No tenemos deudas con proveedores. Sí es verdad que se está devolviendo una subvención sobre un pabellón deportivo.

–Supongo que los servicios están garantizados pese a ese presupuesto

–Estamos en la empresa comarcal Básica que nos lleva la limpieza y basura y en la del agua. Es una apuesta porque entiendo que hay que revalorizar la Mancomunidad de la Sierra de Cádiz. Tenemos garantizados los mismos servicios que pueda haber en pueblos más grandes.

–¿Hay algún problema insalvable que condiciona la vida de la gente de esta localidad?

–Sí, el tránsito del río Guadalporcún a su paso por el pueblo por la parte del Tejar, que afecta cuando se inunda al colegio, la piscina y a los vecinos colindantes. Es un problema histórico que todavía no se ha solucionado. La Junta de Andalucía hizo un anteproyecto y estamos viendo qué solución hay. Es una lástima que llegando el invierno, la gente tenga que estar mirando el tiempo para cruzar una carretera tan importante para nosotros ya que al hospital de Ronda se va por ahí. Me preocupa que la Junta no tenga empatía con este problema, que es importante e histórico. Lo he demandado, me he reunido con técnicos, pero hasta ahora no hay una ejecución. El río tiene un cauce llano que se desborda con las lluvias. Hay otro problema que es la travesía urbana por el barrio de San Roque, que es peligrosa. A ver si se estudia un trazado alternativo. Y otro problemas es la falta de estructura que tienen estos municipios, todo se ha de hacer con los programas de Diputación y menos mal porque si no...

– ¿Qué proyecto quiere abanderar para los próximos cuatro años?

–El más importante es seguir en la mejora de la calidad de vida de la gente. Que se sientan orgullosos, que les digan a los que vienen cómo se vive aquí. Luego tengo encima de la mesa un pabellón cubierto en el colegio, mejoras en los accesos al municipio, un proyecto de la mejora de la carretera y la travesía que es a veces peligrosa y se lo he trasladado a la Diputación. Hay proyectos puntuales también enfocados al turismo. Tenemos la suerte de que Irene García es la presidenta de la Diputación y eso es hablar el mismo lenguaje que hablan estos pueblos pequeños tan necesitado de la ‘mamá diputación’ como yo le digo. Somos de los pueblos que más desarrollo hemos tenido en estos años.

–Hay un movimiento de vecinos de fuera y extranjeros que están adquiriendo tierras o casas y se están asentado por aquí, ¿cómo lo ve?

–Me alegro mucho. El Ayuntamiento está al lado del conjunto monumental del pueblo. Cuando llegué, por aquí no pasaba nadie. Hoy cuando abro las puertas del despacho veo a gente circulando por ahí. Me da alegría. No se ha vendido el pueblo con respecto al turismo, pero es verdad que ahora se están comprando terrenos y casa para rehabilitar. Eso está dinamizando al municipio para no vivir sólo del sector primario, de la agricultura. Es más, hemos subido el número de habitantes y andamos por los 808 censados. Han nacido mucho más niños y eso está haciendo que pueblos como éste, que sufren la despoblación, asienten a las familias en el territorio.

–¿Ocho años es suficiente de alcalde o hay horizonte en 2022?

–Todo dependerá de la actitud y de las ganas. Perpetuarse en un sillón no es bueno. ¿Hace falta ocho años, 12 años para terminar un proyecto?, no lo sé, dependerá. Yo ahora mismo soy alcalde en este presente, que es el que importa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios