Provincia de Cádiz

Coronavirus Cádiz: ¿Qué pasa con los jóvenes de entre 15 y 18 años?

  • La salida a la calle desde este domingo de los menores de 14 deja a los adolescentes en una situación complicada de manejar

Una joven, móvil en mano, mira a la calle desde el ventanal de su casa.

Una joven, móvil en mano, mira a la calle desde el ventanal de su casa. / Fito Carreto

La publicación en el Boletín Oficial del Estado de la Orden SND/370/2020, de 25 de abril, sobre las condiciones en las que deben desarrollarse los desplazamientos por parte de la población infantil, durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, confirma la difícil situación en el que se quedan los jóvenes de entre 15 y 18 años. La medida afectará a los menores de 14, que podrán salir a la calle una vez al día, por espacio de una hora, entre las 9:00 y las 21:00, no alejándose más allá de un kilómetro de distancia del domicilio y en presencia de un adulto, mayor de edad, que podrá ir acompañado por tres pequeños.

El texto del BOE no deja lugar a la duda. Sólo los niños de hasta 14 años podrán disfrutar de un paseo para jugar, saltar, correr, tomar el sol y, en definitiva, acercarse mínimamente a la normalidad perdida desde que el pasado 15 de marzo se decretó el estado de alarma. Una salida a la calle que, en la medida de lo posible, deberá llevarse a cabo en lugares abiertos y al aire libre, incluidos espacios naturales como el campo y el bosque, propios de los núcleos rurales, o la playa, en el caso de los términos costeros.

Sin embargo, los adolescentes de entre 15 y 18 deberán conformarse por el momento con abandonar el hogar únicamente para aquellas actividades que estaban y siguen estando permitidas para los mayores, como ir a comprar a la panadería, al supermercado o la farmacia. Y, claro, no es lo mismo.

El doctor Antonio Reyes, pediatra del Hospital La Salud, en Cádiz, observa el complejo escenario que se presenta a los ojos de estos jóvenes y reflexiona al respecto. “Las familias con adolescentes que tienen que ver cómo salen a la calle los más pequeños deben felicitarlos, poner en valor su madurez y responsabilidad durante estas semanas de confinamiento”.

Desde su punto de vista como médico, “se trata de hacerles ver que ellos han contribuido de una forma muy importante a contener esta pandemia quedándose en casa y que esto lo van a recordar para el resto de sus vidas como una situación en la que aportaron su granito de arena demostrando una enorme solidaridad. Esta es una situación de la que debemos aprender todos para evitar que vuelva a suceder en el futuro”.

La cuarentena, que ya pesa sobre los hombros de todos, y la tensión propia de las relaciones con chicos de estas edades dificultan un poco más la situación, con el añadido de que los progenitores han de tener muy presente que, al no ser sus hijos todavía mayores de edad, cualquier acción de éstos contraria a las normas establecidas tendrá consecuencias para aquéllos como tutores y responsables.

El doctor Reyes invita al optimismo para transmitir sensaciones de positivismo, siempre desde la prudencia. “El final del confinamiento está en el horizonte y esto nos va a llevar a adoptar normas de convivencia, distintas; tenemos que adaptarnos a las recomendaciones de los expertos para evitar que tengamos que empezar de nuevo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios