Cabalgata Papá Noel 2019 El Puerto recibe a Papá Noel con los brazos abiertos

  • El pasacalles, estrenado este año, ha tenido numeroso público

  • La idea ha conseguido llenar los bares y comercios desde la Plaza de Toros hasta el Camino de los Enamorados

Papá Noel en el trineo junto a dos de sus elfos ayundantes. Papá Noel en el trineo junto a dos de sus elfos ayundantes.

Papá Noel en el trineo junto a dos de sus elfos ayundantes. / Andrés Mora

Tal y como dice la canción: Santa Claus ya está en la ciudad. En concreto, Papá Noel ha llegado a El Puerto hoy por la tarde y desde entonces no ha parado de repartir regalos. Aunque sí es cierto que ya había visitado la ciudad muchísimas otras veces, lo de hoy ha sido histórico, ya que por primera vez salía a saludar a los portuenses antes de ponerse manos a la obra.

Según lo visto y vivido esta tarde-con los tapones y masificaciones que se han formado en la calle- la idea que ha tenido David Calleja (actual concejal de Fiestas) - y que se basa en la firme convicción de no mezclar fiestas ni cambiar tradiciones- se puede calificar como todo un éxito. “Guste más o menos, las tradiciones y las fiestas son como son. Tú las puedes decorar como quieras, pero no las puedes cambiar a tu antojo”, explicaba el concejal hace un mes en una entrevista que concedió a Diario de Cádiz. Parecía que era arriesgado. Poner dos cabalgatas. Quizás mucha tela para El Puerto. Pero la gente ha respondido. La calle se ha llenado de vida. Y las caras de los comerciantes y hosteleros de la avenida estaban radiantes al ver tanto cliente potencial. Al fin y al cabo todo eso es bueno para la ciudad ¿no? Pues bienvenido sea.

Papá Noel saliendo de la Plaza de Toros, justo al inicio de la tarde. Papá Noel saliendo de la Plaza de Toros, justo al inicio de la tarde.

Papá Noel saliendo de la Plaza de Toros, justo al inicio de la tarde. / Andrés Mora

La tarde comenzó a las 18:30 en la avenida del Ejército. Desde allí salía una cabalgata pequeña y modesta, con pocas pretensiones, con un recorrido muy acotado, pero muy bien pensado y con muchas ganas: dos cuerpos de baile con los ánimos por las nubes, cinco cascanueces gigantes, un gran trineo tirado por renos con un Papá Noel dándolo todo (encarnado por Juan Manuel Venegas, propietario de Gestoflor y Baby Radio), dos de sus ayudantes, música y caramelos... ¡muchos caramelos! ¡Y además estaban buenos! Un cabalgata de buen gusto, sencilla y elegante. Siempre se ha dicho: menos es más.

Imagen de los cascanueces gigantes que iban abriendo el pasacalles. Imagen de los cascanueces gigantes que iban abriendo el pasacalles.

Imagen de los cascanueces gigantes que iban abriendo el pasacalles. / Andrés Mora

Tras recorrer toda la avenida en dirección a la plaza de la Noria luego continuó por avenida Pintor Fernández Sevilla, calle maestro Juan Pinto para seguir por la calle Juan Manuel Sánchez Fernández, avenida Poeta Rafael Alberti, camino de los Enamorados (allí el ambiente era increíble). Desde ahí, vuelta otra vez para casa por la plaza de la Noria, avenida del Ejército, Plaza de Toros.

Santa Claus también fue acompañado por un grupo de baile formado por soldados de plomo. Santa Claus también fue acompañado por un grupo de baile formado por soldados de plomo.

Santa Claus también fue acompañado por un grupo de baile formado por soldados de plomo. / Andrés Mora

No obstante, como siempre ocurre, durante los primeros intentos siempre se falla en algo. En este caso, la cosa ha flojeado más en el dispositivo de tráfico ya que aunque la Policía Local ha estado en todo momento escoltando y velando perfectamente por la seguridad, el andar en busca de la cabalgata se volvía un poco arriesgado ya que el tráfico se ha mantenido en las calles aledañas por donde no pasaba. Aunque Papá Noel aún estuviera por el Camino de los Enamorados, no era muy seguro que el tráfico siguiera abierto en la plaza de La Noria mientras ya se encontraban allí familias enteras -carrito de bebé incluido- esperando al pasacalles.

Los renos eran imprescindibles. Por eso mismo, Santa Claus se ha llevado un grupo de respuesto por si alguno de los que estaban en activo se indisponía o fatigaba. Los renos eran imprescindibles. Por eso mismo, Santa Claus se ha llevado un grupo de respuesto por si alguno de los que estaban en activo se indisponía o fatigaba.

Los renos eran imprescindibles. Por eso mismo, Santa Claus se ha llevado un grupo de respuesto por si alguno de los que estaban en activo se indisponía o fatigaba. / Andrés Mora

A pesar de ello, esta ha sido la primera vez, y seguro que esto irá poco a poco a mejor. A Papá Noel le ha gustado su visita a El Puerto y lo más importante de todo: a El Puerto le ha gustado Papá Noel. Que lo malo no empañe todo lo bueno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios