Joaquín Quiñones | Por alusiones

"Me considero tan bien pagado por el Carnaval que no tengo prisa por ser pregonero"

  • El carnavalero recibió emocionado el pasodoble que le dedicó la comparsa 'El jurado' en el que su autor, Jesús Monje, señalaba al autor de comparsa como mejor pregonero que Joaquín Sabina  

El carnavalero Joaquín Quiñones en el palco tras recibir la letra de la comparsa 'El jurado'. El carnavalero Joaquín Quiñones en el palco tras recibir la letra de la comparsa 'El jurado'.

El carnavalero Joaquín Quiñones en el palco tras recibir la letra de la comparsa 'El jurado'. / Lourdes de Vicente

Desde el palco de Antifaces de Oro, visiblemente emocionado aunque intentando pasar desapercibido (difícil cuando el teatro se alumbra y el público vuelve la cabeza batiendo palmas en tu dirección), Joaquín Quiñones recibe emocionado el pasodoble que le dedica la comparsa 'El jurado' donde su autor, Jesús Monje, lo erige como su pregonero deseado. 

"Yo soy un hombre particularmente tímido por eso estas cosas a mí me agobian, porque yo no presumo de nada, pero que un compañero se acuerde de ti pues es para estar muy agradecido", explicaba el reputado autor de comparsa toda vez finalizada la actuación del jurado la noche del domingo en el Gran Teatro Falla.

Una noche, por cierto, en la que le costó entrar en el coliseo ya que el comparsista "todavía no había recogido el carné (de Antifaz)" pues "no tenía pensado ir al Falla en preliminar" y cuando anoche acudió a la oficina a recogerlo "me dijeron que era en taquilla, no allí como antes, y que en ese momento la taquilla estaba cerrada". "Menos mal -se congratula- que pasó en ese momento Miguel Ángel Fuertes y entré gracias a él porque fíjate que apuro con la comparsa, ya que he venido porque Jesús (Monje) me llamó anoche a casa insitiéndome en que viniera hoy al teatro".

Quiñones, alejado ya de la pluma carnavalera que tomara con 19 añitos, recuerda que "hace como unos 6 años" le ofrecieron ser pregonero, un honor que declinó porque "siempre contesté que mientras estuviera en activo me era imposible hacer un pregón, para mí es difícil combinar las dos cosas porque date cuenta que si hacía el pregón yo iba a contar con mi comparsa, evidentemente", argumenta. "Yo siempre dije -prosigue- que cuando me retirara sería otra cosa pero, sinceramente, yo tampoco tengo mucha prisa por ser pregonero. Yo creo que he pregonado durante 35 años Cádiz por toda España, y he sido Momo, que había 11.000 personas en la plaza de San Antonio; es decir, que yo me considero tan bien pagado por el Carnaval que no tengo prisa por ser pregonero". 

También tiene claro el creador de 'Dioses del Olimpo' y 'La caldera' que no volverá al Carnaval. "Ni he tenido mono en este tiempo por volver", asegura. "Veo que ha cambiado tanto esto que hay cosas que no me gustan y yo no encajaría ahora mismo, así que prefiero estar como aficionado y matar el gusanillo en algún que otro ensayo, pero no tengo pensamiento de volver", explica el comparsista que comprende que "los tiempos cambian", que es partidario de "aprovechar todos los recursos nuevos que tenemos" y apostar por "preciosas puestas en escena y todo lo demás" pero, recalca, "el pasodoble es innegociable". "El pasodoble o me huele a Cádiz o ya puedes ser tú el mejor del mundo... Que tú me hagas tres o cuatro trozos de canciones pegadas que no tengan ni principio, ni trío, ni final, pues, oiga usted, eso para mí no es Carnaval", decide.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios