Cádiz CF

La primera victoria en casa, el siguiente reto del Cádiz CF

Álvaro Giménez protege el balón en el partido contra el Granada en casa. Álvaro Giménez protege el balón en el partido contra el Granada en casa.

Álvaro Giménez protege el balón en el partido contra el Granada en casa. / Julio González

El Cádiz CF da señales que invitan a pensar en la posibilidad de que pueda ejercer el papel de equipo revelación. Es pronto para repartir roles porque sólo han transcurrido seis jornadas del campeonato, pero el conjunto gaditano emite buenas sensaciones tras levantarse del revés que sufrió en el capítulo inicial.

La escuadra de Álvaro Cervera sorprende a todos con su sólida puesta en escena en cada partido. Es muy complicado traspasar la muralla amarilla. Ya son varios los rivales que lo han comprobado.

Pero lo que más llama la atención del Cádiz CF es su solvencia como visitante. Ganó en Huesca, donde el Atlético de Madrid y el Real Valladolid no pasaron del empate. Venció en San Mamés con dos tintes épicos (dos jugadores menos durante más de veinte minutos) y doblegó por primera en su historia a domicilio a un Real Madrid que llevaba 15 encuentros ligueros sin perder y no conocía la derrota en el estadio Alfredo Di Stéfano.

La vida es perfecta para el Cádiz CF cuando viaja por España. El problema llega cuando tiene que jugar en casa. Ahí es cuando se atasca. El mundo al revés propiciado quizás por la falta de espectadores en las gradas.

Sin aficionados, el factor campo deja de tener el sentido de antes. El Cádiz CF nota la falta de calor de su parroquia, pero aprovecha mejor que nadie sus comparecencias en otros estadios vacíos. De momento es el mejor visitante del torneo.

El equipo amarillo se mueve en un desafío continuo. El próximo es dar el paso para saborear su primer triunfo de la temporada en el todavía denominado estadio Carranza.

El árbitro impidió el triunfo contra el Granada con aquel claro penalti no pitado sobre Alberto Perea, pero ahora el objetivo es sumar los tres puntos frente al Villarreal, en teoría uno de los conjuntos más potentes de la Liga.

Dos derrotas (0-2 ante el Osasuna y 1-3 frente al Sevilla) y el empate (1-1) contra el Granada conforman el balance del Cádiz CF en su terreno. Le queda ganar para cerrar el círculo y seguir av avanzado en el trayecto hacia la permanencia.

Todo lo que sume ahora será tarea adelantada. Que Carranza vuelva a ser un fortín es a priori una de las claves para batallar por la salvación, pero ahora sin público la referencia se pierde.

Los amarillos tratan de adaptarse a las circunstancias y se meten entre ceja y ceja la idea de su primer triunfo casero. No quieren que pase de la sobremesa del próximo domingo 25 de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios